“A darse hasta el extremo de la vida”, llamó en Victoria el Padre Maestro de la Orden de La Merced

Portada Merced

Indicando que él creía en el dinamismo de Dios en las personas, el Padre Maestro General de la Orden de La Merced, padre Pablo Bernardo Ordoñe Borges, expresó que valía la pena salir a encontrarse con los demás  y contarle a los demás que Dios está vivo. 

El sacerdote, de nacionalidad argentina, concelebró la Sagrada Eucaristía, junto a sus hermanos del Decanato de Victoria de la Diócesis San José de Temuco, presbíteros  Jorge Vidal de Lautaro; Darío Fuentes de Perquenco;  Enrique Catalán, de Selva Oscura y René Riquelme, de Victoria; de la comunidad mercedaria local, padres Rodrigo Aguilar, Juan Armando Sánchez; el consejero General Responsable del Área Pastoral, padre Dámaso Masebo y los  diáconos de la  Parroquia de Nuestra Señora de la Merced, Patricio Benavente y Roberto Poveda.

Se hallaban presentes, autoridades comunales, como el concejal Luciano Alvarado Torres y señora; el superintendente del Cuerpo de Bomberos, Luis Carmach y señora;  representantes del Ejército, como de diversas comunidades mapuches de la comuna y delegaciones de capillas y comunidades de base.

SIGNO DE VIDA

Fray Ordoñe resaltó la presencia de muchos jóvenes en la Santa Misa, indicando que la juventud era signo de vida también…”los adultos, son signos de la madurez pero invitaría a los jóvenes a preguntarse…¿ de qué manera puedo ser presente hoy , y  ese gesto de amor de Dios que me rebosa, que sale fuera de mi , que es capaz de contagiarme? …Los que más contagian son los jóvenes  y si no lo es así en realidad, tenemos que intentar buscarlo, ese dinamismo, que tiene que hacernos motores permanentes”.

El religioso preguntó a los jóvenes… ¿qué te pide Dios, de qué manera Dios te está pidiendo que en este tiempo vivas esa fuerza del Amor, con qué personas, con  quienes, dónde?….”Invito entonces a celebrar a nuestro Dios, en este día, a gozar del amor de una comunidad viva ¡esta es una comunidad viva! Y a rezar para que todos seamos siempre cada vez más servidores ¡Es importante darse hasta el extremo, hasta el extremo de la vida!, dijo en parte de su homilía el sacerdote.

COMUNIDAD DE QUEIPUL 

En el oficio religioso, tomaron parte activa, tanto en las lecturas del día (Libro de los Proverbios 8; Salmo 8; Romanos 5 en Carta de Pablo a los cristiano de Roma), como en las ofrendas, integrantes de, las diversas organizaciones de la parroquia, y  de la comunidad indígena de Queipul.

La visita canónica del Padre General de la Orden Mercedaria en el mundo, concluye en Victoria,  con un encuentro de la Comunidad del Colegio Instituto Victoria y la Santa Misa.