ANIMACION BIBLICA: La Sagrada Biblia

 

Biblia Catolica para Jovenes

¿Cómo puedo comprender, si nadie me lo explica?

(Hch 8,31).  

La Biblia ha sido el libro más editado del mundo, más traducido, a unas  2.062 de las 3.000 lenguas que se hablan en la tierra; es el libro más leído y más releído; es el Libro más interpretado, también más manipulado y por otro lado más olvidado. Es el libro escrito en el más largo tiempo, unos 1.100 años. Tiene 1328 Capítulos; 40.030 Versículos; Unas 773.692 palabras; Y unas 3.566.480 letras; El nombre más citado de la Biblia es el de Yhwh (Yavé): 6855 veces.

El Hombre en la Biblia

Para hablar de la Biblia, partimos de lo más próximo, viendo el aspecto humano de la Biblia; la Biblia es y contiene la Palabra de Dios, pero el hombre también ha intervenido en la composición de la Biblia. Esta intervención, libre y racional, de inmediato plantea un problema, sobre quiénes fueron sus autores, cómo escribieron, cómo se conservan su escritos, cómo han llegado hasta nosotros, etc. La respuesta a estas y a otras cuestionantes, nos irán aproximando a la realidad de la Biblia.

Nombre y División de la Biblia

  • El Nombre: el Nombre más común para designar las Sagradas Escrituras (SSEE), es el de Biblia, y significa “el Libro”, o más precisamente: “Los Libros”. Su origen se cree, se debe a una ciudad Fenicia llamada “Biblos”, que era un importante centro comercial de papiros y otros materiales que se empleaban para la escritura.
  • Otros Nombres: el de Sagrada(s) Escritura(s); las Escrituras; las Divinas Letras; el Sagrado Libro; Los Libros, como le llamaban los Judíos de Alejandría (La Biblia). El referirse a ella en singular, es costumbre relativamente reciente.
  • La Biblia, es en realidad, una colección de Libros diferentes, escritos por autores diversos, en lenguas, épocas y géneros literarios distintos. La Biblia, es en miniatura, una verdadera Biblioteca religiosa, primero, de un Pueblo (Israel), recopilada a lo largo de los siglos en un solo Libro, ya en el Antiguo Testamento (AT) y luego del Nuevo Pueblo de Dios con el Nuevo Testamento (NT).
  • La División: La Biblia, recoge dos Acontecimientos trascendentales, que orientan y dan sentido a todos los demás Escritos Sagrados:

a) El Primer Acontecimiento central, es el Éxodo, la salida de Egipto, hacia la Tierra prometida (Éx 13–14). Este acontecimiento fundamenta la gran experiencia de Israel, en un Dios Liberador. La fe en Él, provoca la lucha contra los opresores, la lucha por la libertad. En su historia, Israel, descubre a Dios como el libertador de los oprimidos (Éx 3,7ss), esta experiencia, reveló a Israel, que Dios estaba con ellos y no con los opresores; Dios era su aliado, su amigo, y expresó su amistad en forma de pacto, de Alianza en el Sinaí (Éx 19–20). Por medio de la Alianza, Israel, se constituyó en Pueblo de Dios y Dios para su pueblo. Luego de la Alianza, llegó la posesión de la Tierra, prometida ya a los Padres Abraham, Isaac y Jacob (Gn 12,1ss); Luego del duro paso por el desierto, Israel llega a Canaán, la que es “conquistada” por Josué (Jos 6 –11), estableciéndose posteriormente a lo largo de la tierra en diversas tribus. Estos acontecimientos, que van describiendo la relación entre Israel y Yhwh, es lo que va dando forma a la Biblia, en su “primera parte”, llamada desde la era cristiana Antiguo Testamento, antiguo tratado, antigua herencia, etc.

b) El segundo Acontecimiento central: Lo anteriormente descrito, el Éxodo, la Alianza, la Conquista de la Tierra, no fue la experiencia definitiva; fue como la preparación de otro acontecimiento que sería el acontecimiento definitivo de la Biblia. Este segundo acontecimiento, tuvo una historia semejante al primero pero plenificado:

  • Moisés el liberador de Israel, es completado en Jesús (Hb 3,2ss), el Liberador de toda la humanidad.
  • El Antiguo Pueblo de Dios, se plenifica en el Nuevo Pueblo, la Iglesia.
  • El desierto de Israel, desemboca en la Cruz, donde Cristo dona su vida para salvación nuestra.
  • La Ley de la Antigua Alianza (Toráh), desemboca en la Nueva Alianza instaurada por Cristo, la Nueva Ley del amor.
  • La Sangre de los corderos expiatorios de los pecados, es sellada con la sangre del cordero inmolado, Cristo.
  • La Tierra Prometida, Canaán, es ahora la gloria en el cielo.

En síntesis, la Alianza que Dios estableció con Israel en el Sinaí, es perfeccionada plenamente en Jesús, en el Calvario, con su Nuevo Pueblo. Desde el punto de vista cristiano, el AT (tal afirmación es cristiana), es prefiguración  del NT; de ahí Cristo es el Centro, la clave de lectura de toda la Biblia. Hay que decir que los dos Testamentos se complementan, se unifican en Cristo (cf. Mt 5,17), a la vez cada Testamento tiene su valor en sí; pero el AT, sin el NT, sería un libro inconcluso, una promesa no cumplida plenamente, y el NT, sin el AT, sería una historia sin principio.

Pbro. Patricio Trujillo Valdebenito

Licenciado en Teología Fundamental