Asamblea Decanato de Victoria evaluó vida pastoral de sus nueve  parroquias

portada

Obispo de la Diócesis “San José” de Temuco, presidió reunión, efectuada en la Parroquia Nuestra Señora de La Merced.

Con  la asistencia de 300 delegados agentes pastorales que representan a las parroquias del  Sagrado Corazón de Jesús (Lautaro), San Pedro (Curacautín), San Francisco (Selva Oscura), Nuestra Señora de Dolores (Perquenco), La Merced y Sagrado Corazón de Jesús (ambas de Victoria), San Judas Tadeo (Ercilla), Sagrado Corazón de Jesús (Traiguén) y San Sebastián (Lonquimay), bajo el lema “Ser Misericordiosos como el Padre es Misericordioso”, se realizó la Asamblea del Decanato de Victoria 2016, el sábado 10, de 09 a 17 horas, en la casa parroquial de la Comunidad de los Padres Mercedarios.

La presidió el Obispo de la Diócesis,  Héctor Vargas Bastidas, junto  al titular del Decanato, presbítero Luis Barrientos Riquelme, oportunidad en que los asistentes analizaron el acontecer de sus parroquias, en los diversos tópicos de la Pastoral Diocesana, entre ellos, el servicio que se presta a las diversas comunidades.

ASAMBLEA ANUAL

Monseñor  Héctor Eduardo Vargas, cuyo Lema Episcopal es “Testimonio de Cristo Pastor”,  requerido por periodistas dijo que “como la Diócesis es grande y extensa está organizada en cinco decanatos con sus respectivas parroquias y una vez al año se reúnen los consejos pastorales, integrados por laicos, de cada una de las parroquias, en Asamblea Decanal, para evaluar lo que ha sido la tarea Evangelizadora, Catequística, de Promoción Humana, toda la obra y misión que la Iglesia hace en esta parte de la Región;  analizar el trabajo y planificar el año siguiente; tratar de ver cuáles son los grandes desafíos que hay en esta parte de la Región y cómo las comunidades cristianas, inspiradas en el Evangelio, pueden responder a esas necesidades de la gente para dar testimonio de vida cristiana”.

DIMENSIÓN SOCIAL

Prosiguió que era muy interesante el trabajo de los asistentes, muy involucrados en esta tarea porque la Misión de la Iglesia –aseveró-  “no solamente es hacia el interior de sí misma, la parte religiosa puntual sino que también tiene una dimensión social  muy grande; el laicado está muy consciente de eso y la Iglesia , lo único que quiere es ponerse al servicio de la gente en la medida de sus posibilidades”.

 

Corresponsal: Manuel Burgos Lagos, periodista

dscf5213 dscf5214 dscf5215 img-20160912-wa0000 img-20160912-wa0003 img-20160912-wa0004 img-20160912-wa0009 img-20160912-wa0010 img-20160912-wa0012 img-20160912-wa0016 img-20160912-wa0017 img-20160912-wa0018 portada