Capellán del Hogar de Cristo contagia optimismo a la comunidad de Malleco

En Victoria participó de una Liturgia en Santuario del Padre Hurtado y celebró la Sagrada Eucaristía en Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.

Una verdadera inyección de optimismo fue la que transmitió durante su visita a esta ciudad, el padre, Pablo Gerardo Walker Cruchaga, S.J., Capellán Nacional del Hogar de Cristo,  que compartió con la comunidad de Malleco de la Obra del Padre “San Alberto Hurtado”, y  que se dio cita para participar en una Liturgia y Eucaristía, el miércoles 13 recién pasado.

Primeramente, el religioso, ligado a la familia del santo jesuita por un tatara abuelo–como el mismo lo definió ante una consulta- , se reunió con la comunidad en el Santuario que lo recuerda, en Avenida Miraflores.  Pidió a los presentes venidos de Angol, Collipulli, Traiguén, Curacautín, y de esta ciudad que cada uno de ellos se identificara, participara de las lecturas , y los bendijo e invitándolos para la Sagrada Eucaristía, a las 20 horas, en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús,  de ese mismo día.

¡”OS ALIVIARÉ”!…

La Santa Misa la ofició el sacerdote, acompañado de gran asistencia de fieles; al igual que del diácono, Juan Garay Aravena, y los coordinadores  nacionales que se hallaban presentes y que tomaron parte  en las lectura de la segunda semana de Adviento: De Isaías (40, 25-31), la Primera; el Salmo 102 “Bendice Alma Mía al Señor”, y del Santo Evangelio según San Mateo (11, 28-30): “Venid a Mi todos los que estáis cansados y agobiados y Yo os aliviaré”….

El Padre Walker se alegró de conocer a  la comunidad local y conocer de ellos, bonitos testimonios, que eran parte de esta parroquia y que  habían encontrado al Señor,  y así, han encontrado fuerza, deteniéndose un tiempo en el Evangelio recién leído y que él hallaba muy actual:

“Cuando el Señor dice: Vengan a mí los que están angustiados, es decir, estresados  y cansados…Yo me imagino a varios de nosotros, yo entre ellos , levantando la mano…Y citando al Divino Maestro, prosiguió…”Yo soy uno de esos…Aprendan de mi porque , tengo una manera   de llevar la vida a cuestas que hace que la carga se vuelva liviana…”

Manuel Burgos Lagos – Periodista