Con el apoyo del Papa Francisco y de la Conferencia Episcopal de Chile, Ayuda a la Iglesia que Sufre lanza campaña de la Misericordia.

ACN delegation with Pope Francis - presenting

A través de un mensaje universal, el Papa Francisco invita a los católicos a “a realizar junto a la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN), en todos los lugares del mundo, obras de misericordia duraderas que hagan frente a las grandes necesidades de hoy día”.

 Para terminar de la mejor manera este Año de la Misericordia, la Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre lanzó una campaña mundial que responde al llamado que el Papa Francisco le encomendó: realizar obras concretas de misericordia en el mundo.El objetivo es invitar a todas las personas a ser parte de estas obras, a apoyarlas y a darse cuenta de que cada uno puede ser portador de la misericordia de Dios en su día a día.

El lanzamiento oficial de la campaña “Se tú la Misericordia de Dios” (“Be God`sMercy”) se realizó en Roma el pasado 17 de junio. “Gracias por lo que hacen. Por favor sigan trabajando para que esta campaña continúe en el futuro. Porque la misericordia puede cambiar el mundo”. Con estas palabras, el Santo Padre recibió a una delegación de ACN en el Vaticano. Al mismo tiempo, las 21 oficinas que tienen la Fundación en el mundo se unieron a esta actividad en sus países. Con una conferencia de prensa en la sede de la Conferencia Episcopal de Chile, la oficina nacional dio inicio a esta campaña que durará hasta el 4 de octubre.

El llamado de la campaña es a apoyar proyectos específicos que buscan demostrar cómo la misericordia de Dios es transmitida a través de los hombres. Como dijo Carlos Valenzuela, Director Nacional de Ayuda a la Iglesia que Sufre, “Chile no puede estar indiferente a los conflictos y a los hermanos que sufren en otras partes del mundo.” Por esta razón, la oficina nacional se ha comprometido a apoyar los siguientes proyectos:

  1. En Siria/Líbano: Alimento para las familias sirias refugiadas en el Líbano.
  2. En India: Casa de acogida para mujeres abandonadas por problemas mentales.
  3. En Centro África: Financiamiento de actividades pastorales para trabajar por la paz y la reconciliación.
  4. En Irak: Medicamentos para los pacientes del hospital San José, que está abierto a todos.
  5. En Nigeria: Un minibús y la amplificación del centro de formación para mujeres catequistas.

 Por su parte, el Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile, Monseñor Cristián Contreras, demostró el apoyo de la Iglesia chilena a esta iniciativa: “Esta campaña puede ser un bálsamo para los corazones heridos. Por lo tanto, la Conferencia Episcopal de Chile quiere invitar a la comunidad católica a ser parte de esta campaña que ha invitado el Papa realizando su aporte y sobre todo rezando por aquellos que hoy ven amenazada su vida a causa de la fe en Jesucristo.”

Esta campaña especial, destinada a apoyar los proyectos mencionados, no deja de lado las actuales causas que tiene la Fundación y que son apoyados por sus generosos donantes.
Para más información sobre la campaña: www.acnmercy.org

IMG_4858