“Damos gracias a Dios por un nuevo aniversario de la fundación de Victoria hace 136 años”

Padre René Riquelme en Misa de Acción de Gracias:

“Damos gracias a Dios por un nuevo aniversario de la fundación de Victoria hace 136 años”

Recordando que reunía a la comunidad en el Templo de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús,… “en este templo de Oración, un motivo trascendente…Dar gracias a Dios por un nuevo aniversario de la Fundación de Victoria, acaecida el 28 de Marzo de 1881, por el sargento mayor, Bernardo Muñoz Vargas, hace 136 años…”.

El Presbítero intervenía en la Homilía de la Santa Misa de Acción de Gracias, el domingo 26 del presente a las 11:30 horas, en cuyo Altar Mayor lucían el Pabellón Nacional, junto a las Banderas de la Ciudad de Victoria  y la del Pueblo Mapuche, acompañado de los diáconos, Juan Garay Aravena ,  Luis Espinoza Noriega, y la profesora, Gladys  León Cofré, como animadora.

AGRADECER

Tras el saludo a los presentes, al  alcalde de la comuna, Javier Jaramillo Soto, junto a parlamentarios, consejeros regionales, concejales de la comuna , autoridades e invitados especiales, Riquelme Fuentes prosiguió  en su intervención:

“Hay mucho que agradecer a Dios y a tantas generaciones que han contribuido  al engrandecimiento de la ciudad, desde los pobladores autóctonos, luego la llegada de los primeros colonos suizos y alemanes, como la de los chilenos, muchos casados con  colonos  y descendientes que formaron familia aquí y dejaron hijos trabajando con ahínco para sostener sus familias, cultivar la tierra, desarrollar el comercio, mejorar la infraestructura, organizar la vida social, política y cultural”, proclamó.

“EL SEÑOR MI PASTOR”

Participaron en las Lecturas del día, Mónica Domke, en la primera de ellas, tomada del Libro de Samuel; José Andrades, para el Salmo “El Señor es Mi Pastor…”; Patricia Rivero, para la Segunda Lectura, de la Carta del Apóstol  San Pablo a los Efesios; en tanto , el Santo  Evangelio, según San Juan, el diácono , profesor Espinoza Noriega.

Significativo fue el rezo del Padre Nuestro, que a petición del celebrante,  fue con los fieles tomados de la mano , al igual que el momento de desearse la Paz entre los  asistentes y rezada por ellos en voz alta , como al final , el recibir el Cuerpo y Sangre del Señor, en la Hostia Consagrada, tras lo cual concluyó la emotiva celebración.

Corresponsal: Manuel Burgos Lagos, periodista