Declaración Pública

DECLARACIÓN PÚBLICA

Con pesar y preocupación el Obispado de San José de Temuco ha tomado conocimiento de la presentación de una denuncia ante la Fiscalía en contra del presbítero CARLOS WALDO IGNES OLGUÍN, vicario parroquial de la parroquia San Pablo de Carahue, a quien se acusa de haber enviado un mensaje por internet a una joven de diecisiete años (conversación chat), comunicación que podría interpretarse como de connotación sexual.

Hacemos presente que no se ha formalizado investigación alguna por parte de la Fiscalía en contra del sacerdote, probablemente por no haber antecedente para ello. Aunque hasta ahora no se ha comprobado la veracidad de ningún hecho, por la sola gravedad de la denuncia es nuestra intención que se investiguen los hechos y se aclare la situación a la brevedad posible. Ofrecemos para ello toda nuestra colaboración a la Fiscalía.

El Obispo ha solicitado al presbítero plena colaboración con las instancias judiciales, eclesiales y estatales si ello fuera necesario a fin de ayudar al pronto esclarecimiento de los graves hechos denunciados.

El Obispado de Temuco espera que en esta situación, se conozca la verdad e impere la justicia. Es momento para recordar que toda persona debe ser presumida inocente mientras no se compruebe lo contrarioY también de reiterar que el abuso sexual de menores es un pecado y delito grave para la Iglesia, y los católicos tenemos el deber moral de prevenirlo y denunciarlo, de estar cerca de las víctimas en su dolor y de ayudar a que sanen sus heridas.

A la comunidad de Carahue expresamos nuestra cercanía, les pedimos no anticipar juicios condenatorios y a esperar con serenidad el trabajo de las personas e instituciones llamadas a buscar la verdad e impartir justicia.

OBISPADO DE SAN JOSÉ DE TEMUCO

Temuco, 18 de diciembre de 2013.