Diócesis de Temuco constituye Consejo para la Prevención de Abuso a Menores de Edad y Acompañamiento a Víctimas

Consejo

“Corresponde al Consejo Diocesano para la Prevención de Abusos de Menores de Edad y Acompañamiento a las Víctimas proponer, orientar, supervisar y evaluar las políticas de prevención de abusos sexuales de menores, como asimismo ofrecer el necesario apoyo a las víctimas.”

A partir del 10 de mayo de 2013, mediante el Decreto nº 448, se constituye en la diócesis “San José” de Temuco el CONSEJO DIOCESANO PARA LA PREVENCIÓN DE ABUSO A MENORES DE EDAD Y ACOMPAÑAMIENTO A VÍCTIMAS, presidido por el Obispo Mons. Manuel Camilo Vial Risopatrón; acogiendo así la invitación que la Conferencia Episcopal de Chile, a través del CONSEJO NACIONAL PARA LA PREVENCIÓN DE ABUSO, ha realizado a las diócesis del país a fin de asumir el desafío de la prevención en cada Iglesia particular.

El tema sobre los abusos a menores se ha estado conversando y reflexionando en reuniones del clero y con directores de colegios, en diversos momentos durante el año pasado y años anteriores. La preocupación por crear una Comisión Diocesana nos llevó a contactar profesionales que voluntariamente se dedicaran a este servicio. Poco a poco,  se fue conformando este Consejo Diocesano a partir del mes de noviembre de 2012, quedando finalmente constituido mediante el Decreto señalado, por los presbíteros: Giglio Linfati Cantergiani, Vicario General, y Carlos Hernández Cordero, Vicario Judicial; los Abogados: señor Juan Pablo Beca Frei, Secretario Ejecutivo del Consejo, don Héctor Salazar, Hna. Elsa Ripoll; las Psicólogas: señoras Mariana Castillo, Bertha Escobar Alaniz, Bernardita Denegri; la Asistente Social señora María Teresa Aqueveque, María Isabel Cifuentes Cuadra, del Departamento de Educación del Obispado de Temuco y la señora Marcela Valdebenito Fuentes, Secretaria de Actas del Consejo.

Corresponde al Consejo Diocesano para la Prevención de Abusos de Menores de Edad y Acompañamiento a las Víctimas proponer, orientar, supervisar y evaluar las políticas de prevención de abusos sexuales de menores, como asimismo ofrecer el necesario apoyo a las víctimas.

 “Acerca de la recepción de una denuncia: debe facilitarse la posibilidad de recibir denuncias o declaraciones en la diócesis. Si alguien tiene noticia acerca de un eventual delito contra el sexto mandamiento cometido por un clérigo contra un menor, se debe solicitar a quien lo conoce, que realice la denuncia respectiva ante la autoridad eclesiástica, a fin de permitirle velar por el bien común y el bien de cada uno de los implicados, cumpliendo con las recomendaciones de San Pablo, de abordar estos problemas en el seno de la comunidad cristiana. Para facilitar la entrega de denuncias, éstas pueden realizarse a través de la estructura normal de la Iglesia presente en todo Chile: párrocos, decanos y vicarios episcopales, quienes las harán llegar a la autoridad eclesiástica competente, sin emitir ellos un juicio ni realizar averiguaciones para comprobar su veracidad. En lo posible, las denuncias deben entregarse por escrito y firmadas, y deben ratificarse una vez iniciada la investigación previa. Las denuncias y declaraciones que se reciban estarán protegidas por el secreto que corresponda en esta fase, para salvaguardar el buen nombre de las personas, proteger a las víctimas y obtener todas las informaciones que sean necesarias” (PROTOCOLO de la CECH, n.º 8.)

El correo de contacto para denuncias o mayores informaciones en la Diócesis de Temuco es: vicariajudicialtemuco@iglesia.cl