El Papa enviará un mensaje contra el racismo en el Mundial de fútbol

neg

La noticia se da a conocer en los dí­as en los que el mundo del deporte y la sociedad en general se vuelcan a favor del futbolista Alves y en contra del ataque racista que sufrió

El papa Francisco enviará un mensaje en contra del racismo según ha confirmado la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. El mensaje será leído por un jugador de la selección brasileña en la inauguración del Mundial de fútbol, que se celebra en Río de Janeiro del 12 de junio al 13 de julio.

“He hablado con el Papa de nuestra disponibilidad para transformar la Copa en la piedra angular contra el racismo… Y él ha estado de acuerdo con nuestra propuesta”, ha explicado Rousseff a los medios de comunicación locales.

La mandataria también ha indicado que el Gobierno brasileño está conversando con otros líderes “de todos los segmentos religiosos” para que realicen pronunciamientos contra el racismo durante el campeonato de fútbol.

Es conocida la afición del Pontífice argentino por el fútbol y que es seguidor del equipo bonaverense San Lorenzo de Almagro. Y ya han sido varios los encuentros que el Santo Padre ha tenido con diversas personalidades del mundo del deporte.

El presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, fue recibido por el papa Francisco en una audiencia privada en el Vaticano el 22 de noviembre de 2013. Durante su conversación, Francisco pidió a la FIFA “que se sirviera del fútbol para promover la paz en el mundo y ayudar a los pobres”.

“El Santo Padre me ha pedido que enfatice la importancia del fútbol para la educación de los jóvenes y en favor de la paz mundial. Ambos somos amantes del deporte rey y, por supuesto, también hemos tocado este tema. Somos conscientes de nuestra responsabilidad y sabemos que con nuestro trabajo podemos unir a los pueblos y lograr un mundo mejor. El Papa está convencido de que el fútbol tiene mucho que ofrecer en este sentido”, explicó en su día el presidente de la FIFA después de la audiencia.

El racismo en el deporte, y en concreto en el fútbol ha sido un tema central en los medios en los días pasados. El pasado domingo, lanzaron un plátano al futbolista brasileño del FC Barcelona, Daniel Alves, durante un partido entre este equipo y el Villarreal. La respuesta de Alves fue recoger la fruta del suelo y comérsela. El lanzamiento del plátano se convirtió en todo un fenómeno social contra el racismo.

Todo empezó cuando el compañero de equipo Neymar, subió a sus redes sociales una foto suya con su hijo ambos con un plátano (el del niño de peluche) con el hashtag #somostodosmacacos. Y ahí comenzó la improvisada campaña contra el racismo, en la que personas anónimas y personajes públicos se solidarizaron con el futbolista brasileño.

El mismo Alves manifestó su sorpresa: “me sorprendió el apoyo de todos. Fue una acción sin pensar en la repercusión. El mundo ha evolucionado y debemos evolucionar con él”.