Empresas forestales donarán la madera para reconstruir Iglesias y Templos quemados en La Araucanía

DSC07619

Un equipo técnico de la Intendencia regional trabaja en la etapa de diseño de los templos religiosos afectados para definir la cantidad de material que se requerirá para su reconstrucción.

 

Empresas forestales asociadas a la Corporación Chilena de la Madera –CORMA- donarán la madera para reconstruir las Iglesias Católicas y Templos Evangélicos que han sido quemados en los últimos meses en la Región de La Araucanía.

En el último tiempo, siete iglesias católicas y tres templos evangélicos han sido quemados en el marco de la violencia rural que afecta a distintos sectores de la región.

La Intendencia de La Araucanía anunció esta semana que se reconstruirán en el más breve plazo estos templos religiosos, para lo cual se contará con el apoyo de diversas instituciones y la colaboración de las propias comunidades afectadas.

El presidente de CORMA Araucanía, Patricio Santibáñez, manifestó que para “el sector forestal esta iniciativa es una forma de dar una respuesta de paz hacia el violentismo, por lo que estamos desarrollando un trabajo en conjunto que involucra a toda la comunidad, feligreses, vecinos, trabajadores, empresarios, propietarios y emprendedores”.

El personero gremial informó que las empresas forestales que participarán en la donación de madera son: AraucoBosque CautínEagonLouisiana-PacificMinincoTromen barraca Tolosa. Un equipo técnico de la Intendencia regional está a cargo de definir la cantidad y tipos de madera requeridos para la reconstrucción de los templos.

El Intendente de La Araucanía, Andrés Jouannet, valoró el aporte que realizará la industria forestal. “Esto demuestra el compromiso que tienen con la región y que son parte importante del desarrollo, no sólo en lo económico, sino también en lo social”.

La primera autoridad de La Araucanía sostuvo que “nos están pasando cosas en la Región, y que los empresarios se involucren, muestra que les importa y que están dispuestos a apoyar para que La Araucanía salga adelante, enfrentando estas situaciones que hoy día no nos gustan”, recalcó.

Por su parte, el Obispo de la Diócesis de Temuco, monseñor Héctor Vargas Bastidas también destacó el aporte de CORMA, señalando que está demostrando “su enorme solidaridad respecto a la destrucción de lugares sagrados”. “Nos alegramos mucho –sostuvo el prelado- por esto que se ha despertado en la región y esperamos que esa solidaridad se pueda seguir expandiendo a tantos otros ámbitos que están tan necesitados, para que la gente y nuestros pueblos tengan una vida mejor”.

Para el miembro del Consejo de Pastores y asesor del Consejo Regional de La Araucanía, pastor Andrés Casanueva, la donación de madera es “una iniciativa loable y aplaudible en relación a la buena disposición”. Y agregó que “nosotros los cristianos sabemos que la quema de una iglesia no afectará nuestra fe, sino por el contrario la fortalecerá. Un templo es sólo un edificio que reúne a la gente, pero una iglesia son las personas”.