IRAK: La reconstrucción comienza en las llanuras de Nínive

El lunes 8 de mayo en las aldeas de Bartella, Karamless y Qaraqosh, una “Ceremonia del Olivo” marcará el inicio de la reconstrucción de las primeras 100 casas de las familias de refugiados cristianos, en un programa auspiciado por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN). El padre Andrzej Halemba, encargado de los proyectos de ACN en Irak, quien también es presidente del “Comité de Reconstrucción de Nínive”, ha descrito este momento como una “ocasión histórica e irrepetible para el futuro del cristianismo en Irak“.

 La próxima semana, en tres sitios de tres aldeas de las Llanuras de Nínive, ACN inaugurará el trabajo de reconstrucción de las primeras 100 de las casi 13.000 casas destruidas por los terroristas de ISIS. El lunes 8 de mayo, en las iglesias de los tres pueblos cristianos de Bartella, Karamless y Qaraqosh, se darán olivos a los dueños de las casas para que los planten cerca de sus hogares. También se les dará un mensaje a estas familias: vuelvan sus raíces adonde nacieron, vivan y traigan frutos de paz y reconciliación.

Entre los presentes a la “ceremonia del olivo” que marca el inicio del trabajo de reconstrucción, estarán los miembros del Comité de Reconstrucción de Nínive, que incluye representantes de las tres principales Iglesias cristianas de la región, la Iglesia Ortodoxa Siria, la Iglesia Católica y la Iglesia Católica Caldea, junto con tres expertos y consultores nombrados por ACN, y Philipp Ozores, secretario general de ACN.

La comisión fue creada el 27 de marzo de este año con el fin de planificar y supervisar la reconstrucción de las cerca de 13.000 casas cristianas dañadas (669 de ellas totalmente destruidas) por las fuerzas de ISIS que ocuparon la región. El costo total del programa de reconstrucción se estima en más de 250 millones de dólares. ACN ya ha puesto a disposición 450.000 euros a la comisión.

“Estas cifras son una instantánea del dilema histórico que enfrenta el cristianismo en Irak en la actualidad”, dice el padre Andrzej Halemba. “Al comenzar a trabajar en estos tres primeros sitios de reconstrucción, esperamos enviar una señal clara a las miles de familias cristianas que fueron expulsadas de sus hogares en las Llanuras de Nínive y que ahora viven en condiciones improvisadas en Erbil y otras ciudades del Kurdistán iraquí”, añade.

“Este es un momento histórico decisivo. Si ahora perdemos la oportunidad de ayudar a los cristianos a regresar a sus hogares en las llanuras de Nínive, estas familias bien podrían decidir dejar Irak para siempre. Sería una enorme tragedia. La presencia de los cristianos en esta región es de vital importancia, y no sólo histórica, sino también política y culturalmente. Los cristianos representan un puente de paz entre los diversos grupos musulmanes que están luchando entre sí. Hacen una contribución crucial al sistema educativo y son respetados por todos los musulmanes moderados”.

Y el Padre Halemba concluye con un llamado a la oración. “A todos nuestros hermanos y hermanas cristianas en Occidente les pedimos no sólo su apoyo financiero, sino también que apoyen con sus oraciones el valor de los miles de cristianos iraquíes que han tomado la decisión de regresar a sus aldeas y permanecer en Irak.”

Mientras tanto, ACN continúa con el programa de distribución de ayuda alimentaria básica a las 12.000 familias que fueron forzadas a huir de Mosul y otras ciudades y aldeas de las planicies de Nineveh, Erbil y otras ciudades, como Dehouk, Kirkuk, Zakho y Alqosh. A finales de junio de 2017, ACN habrá distribuido 2 millones de euros en ayuda alimentaria. Cada paquete mensual de alimentos tiene un costo de 60 dólares. Estos paquetes se distribuyen a todas las personas desplazadas, independientemente de su fe religiosa. Desde marzo de 2016, ACN es la única organización internacional que apoya regularmente a los desplazados internos en la región. Desde el año 2014 ACN ha apoyado a los desplazados internos que viven actualmente en Irak con cerca de 30 millones de euros.

Para ayudar haz tu aporte a nombre de Ayuda a la Iglesia que Sufre, en la cuenta 11175-9, Banco Santander, Rut 73.537.400-1, Asunto: Ayuda a Irak, mail:acn@acn-chile.org

Signature of a contract for the reconstruction of 12.000 homes in Iraq (Erbil, 27.03.2017)
On the left: Mor Timotheos Mousa Al-Shamani (Syrian Orthodox Archbishopric Bartellah), Syriac Catholic Archbishop Yohanna Petros Mouche of Mosul, Fr. Dr. Andrzej Halemba (responsible for the pontifical foundation’s Middle East),
Syriac Orthodox Metropolitan Nicodemus Daoud Matti Sharaf of Mosul, Kirkuk and Kurdistan), Chaldean Catholic Bishop Mikha Pola Maqdassi of Alqosh
Plains of Nineveh – Christian churches unite to rebuild
The Syriac Catholic Bishop, the Chaldean Catholic Bishop and two Syriac Orthodox bishops signed an agreement in Erbil, in Iraqi Kurdistan, to help Christians rebuild their homes, destroyed by ISIS in 2014.

LOGO – RETURNIG TO THE ROOTS CHRISTIANS OF NINEVEH

Iraq, Qaraqosh (Bakhdida) 2016
Destruction made by ISIS of the Christian villages in the Nineveh Plains