IRAK: Una intervención extranjera no ayudará

 

 ????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

  • Arzobispo de Bagdad: los líderes iraquíes deben unirse para enfrentar la amenaza del ISIS
La comunidad internacional no debe intervenir en la lucha contra los extremistas del ISIS en Irak, afirmó el Arzobispo de Bagdad, quien señaló que la prioridad es que los líderes iraquíes “trabajen juntos” para superar la crisis.

En entrevista con AIS (ayer lunes 16 de junio), Mons. Jean Sleiman destacó que “el consenso” político dentro Irak es decisivo para vencer a los terroristas del Estado Islámico de Irak y Levante (ISIS), que la semana pasada tomaron posesión de las ciudades claves del norte del país, incluyendo Mosul, la segunda ciudad del país.

En declaraciones desde Bagdad, el arzobispo denunció que las personas están tratando de salir de la ciudad por temor a una arremetida del ISIS, en medio de informaciones que dicen que los terroristas están presionando en dirección a la capital. Informó que, con muchas carreteras bloqueadas, las salidas desde el aeropuerto de Bagdad están completamente reservadas hasta finales de mes.

El arzobispo, que se convirtió en arzobispo católico de rito latino de Bagdad en 2001, dijo: “En respuesta a esta crisis, la comunidad internacional debe pensar en el bien común, no en sus propios intereses. Debe pensar en la paz”.

Hablando en contra de la intervención de la comunidad internacional, el arzobispo Sleiman dijo: “El ISIS tiene que ser detenido … y se necesita que los líderes iraquíes trabajen juntos para detenerlo. Eso es más importante que conseguir que la comunidad internacional se involucre”. Y agregó: “Espero que los líderes iraquíes encuentren un consenso sobre la manera de abordar esta situación o habrá un resultado trágico… Yo no sé lo que va a ocurrir a continuación. Por supuesto, los militares se resistirán al ISIS, pero quién sabe si serán lo suficientemente fuertes. Es una posibilidad que los terroristas tengan éxito, pero no lo sabemos.”

Afirmando que había “una gran confusión” en la capital, señaló que el domingo el número de fieles que asistió a la misa que celebró en la catedral San José de Bagdad, se redujo. “La gente que encontré después de la misa estaba estresada por la situación”, dijo. Y añadió que, con todas las carreteras al norte de Bagdad cerradas, y otras al sur llenas de puestos de control y obstáculos, la única opción de la gente es tomar uno de los siete vuelos que salen desde la capital todos los días.

“Esto significa es que sólo se puede salir de Bagdad, si uno tiene dinero para pagar por un vuelo. En cualquier caso, los vuelos están reservados hasta final del mes”.  Ante la pregunta de si estaba considerando dejar la ciudad, el arzobispo respondió: “No sé si debería quedarme o irme. Le dejo este problema a mis ángeles”.

Afirmó que la población de Bagdad fue “sorprendida” por la toma de Mosul por parte del ISIS hace una semana. Agregó que, en un principio, en la capital hubo escepticismo sobre la fiabilidad de los informes sobre el avance de los yihadistas.

El arzobispo Sleiman, carmelita originario de Líbano, hizo un llamado a la oración por Irak, diciendo: “Todos debemos orar por la paz y la solidaridad, y por una solución a la crisis.”