Jóvenes de Temuco viajan por Argentina rumbo a la JMJ

Portada Peregrinos.jpg

A las tres de la madrugada del día viernes, cerca de 120 jóvenes de la  Diócesis de Temuco emprendieron el viaje en bus rumbo a la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil.

Serán más de 60 horas viajando, tres días donde no importa el cansancio, dormir poco y mucho menos las incomodidades, aseguran los peregrinos de Temuco que a esta hora viajan por carreteras argentinas para vivir un gran encuentro fe con el Papa Francisco.

El viaje, no ha estado exento de imprevistos, pero tal como lo señala la religiosa Franciscana, Yoselín Palma, quien es parte de la
delegación y que acompaña a 22 jóvenes de la parroquia de Nueva Imperial. “El viaje hasta el momento ha tenido un ambiente muy
familiar, se nota que Dios va en este bus junto con nosotros y va marcando nuestras vidas al conocer al otro que va a mi lado” IMG_4819comenta.

En tanto, para Bastián Creton, peregrino de la Parroquia Santísima Trinidad de Fundo el Carmen, nos comenta que sus expectativas para este encuentro son bastante grandes. “Estamos muy felices por realizar este sueño y poder llegar al encuentro con el Papa en Brasil, sólo queremos llegar y dar testimonio de nuestro amor a Dios y a nuestra Iglesia”, señala.

Bitácora del primer día de viaje

A eso de las 8 de la mañana, los dos buses contratados para realizar esta travesía, la empresa Linatal, se presentaron en la primera
frontera con Argentina, en el paso internacional Liucura, aduana Chilena, para hacer entrega de toda la documentación necesaria y así
poder transitar por tierras argentinas. Este proceso  duró más de cinco horas, lo que provocó un retraso en el itinerario del viaje, yaIMG_4958
que producto de la gran afluencia de personas que se encontraban en este paso internacional, el proceso de documentación fue más lento de lo previsto.

Fue así, que a las 13:30 horas, el primer bus logró los permisos correspondientes y continuó su viaje hasta la segunda aduana, Pino
Hachado, Argentina. En este paso fronterizo el proceso fue bastante más breve y expedito, lo que permitió que a eso de las 16:00 hrs., el primer bus hiciera un alto en el camino, el sector Las Lajas, Argentina, para que los peregrinos pudiesen almorzar.

A las 17:00 hrs., hizo su llegada al sector, Las Lajas, el segundo bus con peregrinos y de inmediato ambas máquinas continuaron su viaje.

Finalmente, la última parada del día se realizó en la ciudad de Neuquén para celebrar la Eucaristía. En el terminal de buses de esta
ciudad los 118 peregrinos hicieron un alto en el camino para vivir la Misa, la cual fue presidida por los sacerdotes que acompañan la
delegación, Patricio Muñoz y Luis Barrientos.IMG_4967

Al envío de esta nota, nos encontramos en el servicentro de un pequeño poblado llamado Buena Esperanza, provincia de San Luis, Argentina.

Corresponsal en la JMJ, Carlos Sáez, periodista