Las rutas peatonales y móviles para peregrinos

PLANO LOCAL. Para el común de los asistentes a la misa de mañana, la llegada al exaeropuerto Maquehue debe ser caminando, pero existe una serie de facilidades que permiten un arribo menos agotador y más cómodo.

La organización de la visita del Papa a Chile definió cuáles serán para las personas que serán testigos de la Misa en el aeródromo Maquehue, los cuatro puntos de encuentro desde donde deberán llegar caminando.

El plano (a la derecha) indica que quienes provengan de Cholchol y la costa se reunirán en Avenida Recabarren, quienes provengan del norte descenderán del móvil en Av. Los Poetas, los del sur lo harán en el cruce Maquehue, mientras que los que vienen del sector cordillerano caminarán desde el final del camino Huichahue.

Para estos fines, el panorama más complicado lo tendrán las personas que se movilizarán en vehículo propio, ya que estos no tienen un espacio definido para estacionarse, y no podrán interrumpir la ruta de los buses.

Por ello, existen diversas facilidades para los peregrinos. El primero son los alrededor de 800 buses coordinados por cada unidad diocesana, que saldrán desde cada comuna -estimación de todas las diócesis y arquidiócesis a lo largo de la zona sur del país-. Estos móviles tendrán tres espacios de estacionamiento: en las avenidas Francisco Salazar, Guido Beck de Ramberga y Longitudinal Sur.

Lo segundo, para los habitantes de la intercomuna, se recomienda utilizar transporte público, ya que el Ministerio de Transportes dispuso que estos servicios funcionen durante toda la noche, desde las 23 horas de hoy.

En tercer lugar, para las personas con problemas de movilidad, habrá en funcionamiento 12 vans, donadas por casas universitarias, Teletón y la Mutual de Seguridad, que trasladarán en cuatro ruedas a una estimación de 800 personas en distinta situación de discapacidad que podrían asistir a la misa. Estos vehículos iniciarán su recorrido cercano al punto de encuentro de la empresa de retail y materiales de construcción Easy, en la avenida Caupolicán, al norte del puente Cautín.

Además, los peregrinos podrán comprar artículos o alimentos que irán encontrando en el camino a Maquehue o antes, pero no se permitirá la venta de alimentos al interior del aeródromo.

 

Fuente: Camilo Garrido Maldonado – Diario Austral