LIBRO: “Desde los Estudios Pablo VI, del Obispado de Temuco”

10536913_10204815253720010_6090861655772018382_n

“Les comunico, que gracias a Dios, he llegado a Roma sin ningún problema; ya estoy instalado en casa… Un abrazo, cariños y bendiciones a todos por su preocupación.”, son las primeras palabras que el Padre Fernando Torres ha publicado en su cuenta de Facebook tras su arribo a Roma, hace un poco más de 24 horas.

El Padre Fernando cursará sus estudios por tres años en Teología Bíblica, en la Universidad Gregoriana.

Antes de partir, celebró en varios lugares diversas eucaristías de despedida y acompañado como siempre por mucha gente que lo aprecia, pero el viernes 22 de agosto, al atardecer, en la Capilla del Colegio Santa Cruz, fue la ocasión de congregar no solo a sus amigos y cercanos, si también dio a conocer su último libro cuyo título es “ Desde los Estudios Pablo VI del Obispado de Temuco”, documento donde deja constancia del  legado de quienes han estado a la Dirección del Departamento de Comunicaciones del Obispado de Temuco y los avances y conectividad de la Comunicación Eclesial hoy en día.

El autor señala que: “Desde los estudios Pablo VI, del Obispado de Temuco…” Una típica frase radial que ha servido de encabezamiento, en muchas de las ediciones de los distintos programas radiales que se han grabado en el estudio del Obispado, contiene la inspiración de este pequeño texto, que tiene la pretensión de ser una breve historia, o trazos para ésta; que al estilo de las notas de una canción, construyen o intentan hacer el desarrollo de la interesante tarea que ha realizado la Iglesia en el plano de las Comunicaciones Sociales, con el sólo interés de poner en las manos del lector un documento testimonial y agradecido de un servicio, más que de una gestión, de un ministerio más que de una función.” Este libro está disponible en dependencias del Obispado.

De igual forma, queremos compartir la editorial que circula en la revista Buen Pastor de este mes de agosto, donde el Director del DECOS, el Padre Fernando, antes de partir a Roma, expresa su sentir, además, los invitamos a ver en www.obispadodetemuco.cl un video de la historia radial del Departamento.

Con gratitud y confianza hermanoshasta pronto!!!

¡Bendito sea Dios, Padre de Cristo Jesús nuestro Señor, que nos ha bendecido en el cielo, en Cristo, con toda clase de bendiciones espirituales! (Ef 1, 3)

En esta oportunidad, por ser la última en la que escribo como Director de esta publicación, lo hago para agradecer y saludarles con especial afecto en el Señor; ya que esta página la hemos reservado normalmente para que el Pastor se comunique con los fieles de la Iglesia diocesana.

IMAGE0001Nos mueve la convicción de que “si la Iglesia existe para evangelizar, la comunicación es el oxígeno necesario para vivir ésta inspirada misión”.  Es decir, sin comunicación la Iglesia pierde su comunión, que proviene de esa íntima unión que existe entre las Tres Personas de la Santísima Trinidad. Comunidad en permanente Comunicación de voluntades y acción. Y la Iglesia como imagen de esa unidad,  también ha de serlo y hacerlo en su forma de comunicar.

En estos casi 5 años a cargo de esta publicación, me he sentido muy contento y agradecido de poder hacer una contribución a la acción evangelizadora de la Iglesia, a través de los medios de comunicación. Y la verdad,  es que sin mucha formación al respecto, pero siguiendo los sabios consejos de muchas personas, y respetando los procesos que se han desarrollado, con lo que hemos mantenido en pie este proyecto, no sin dificultades, pero siempre con mucho entusiasmo.

En lo personal, esto no es una tarea más, ya que se ha convertido en parte de mi ministerio sacerdotal. Solo por confesarles algo, antes de que se consolidara en mí la idea de ser Sacerdote, hubo otras motivaciones: la de mi primera infancia fue ser “payaso” o artista circense, la segunda era ser periodista o locutor, y la tercera era ser profesor.  Bastante variada la gama de opciones, pero entre todas primó la que el Señor quiso. Sin embargo, y con bastante asombro de mi parte, de a poco, fui desarrollando los otros oficios que en algún momento de mi vida pensé que serían parte de ella. Todo esto me ha dado a entender que realmente Dios lo da todo. Todas las cosas que pensé hacer han sido parte del llamado al que trato de responder a diario, y eso es un regalo maravilloso que valoro enormemente. Incluso hasta hacer reír (jaja), espero no crean que soy un informal.

Dejo este servicio, porque ahora la Iglesia, a través del Pastor Diocesano me ha encomendado un nuevo desafío, al enviarme a realizar estudios de Teología Bíblica a Roma. De corazón agradezco este gesto de confianza, y espero en Dios, poder responder en esta nueva etapa. La verdad es que tengo sentimientos encontrados, porque diversos son los apostolados en los que he estado comprometido, en los que he formado parte de equipos de trabajo, y que también me cuestan dejar: en la Universidad Católica, en la Cárcel de Temuco, en el Colegio Santa Cruz, las clases de filosofía del Colegio San Francisco de Nueva Imperial, la asesoría del Encuentro Matrimonial y de los Hombres Católicos, el compromiso permanente con el Cursillo de Cristiandad, mi participación como Vicario en la parroquia de la Santísima Trinidad de Temuco, y obviamente los hermanos y amigos que gracias al Don de la Fe, he ido conociendo por el camino.

Agradezco de corazón todas las muestras de cariño que en este tiempo me han brindado en forma gratuita y cercana muchas personas, grupos y comunidades, las que me han hecho sentir la bondad de Dios, que siempre se encarga de estar cerca para amarnos, para animarnos y darnos vida.

En este servicio, de Director de Comunicaciones, he tenido la oportunidad de aprender muchas cosas y de conocer la Iglesia diocesana muy de cerca, en sus organismos, parroquias, áreas y unidades pastorales. Conocer la vitalidad de una Iglesia, que desde sus propias miserias trata de responder con corazón agradecido y amante a su Esposo, Cristo. Es la Iglesia de Temuco, una comunidad que peregrina en esta región de Malleco y del Cautín.

Me encomiendo con especial solicitud a la oración generosa para enfrentar esta nueva tarea como estudiante. Me comprometo a elevar en mi oración una plegaria por sus familias y comunidades en la llamada Ciudad Eterna, en la Sede de Pedro, en la casa de Francisco, el Papa latinoamericano, y en las cercanías de Benedicto, el valiente retirado, que sigue rezando por la Iglesia y el mundo. Desde la distancia física y la cercanía espiritual, volveré a asombrarme de este Cuerpo vivo que crece y se desarrolla en el mundo entero. Una Iglesia a la que sirvo con alegría y con pasión, en virtud del llamado de Aquel que es la vida de los hombres, y que ha venido para que la tengamos en abundancia.

Muchas bendiciones y un abrazo fraterno en Cristo Jesús

      Padre Fernando Torres Molina

 

10383088_10204423565730692_7519124371270319817_n 10547438_10203430581419953_8661332603602712278_n 10649704_10204423565970698_1574197563970985103_n 10622909_10204423568450760_6727571554862291126_n