Masivo Encuentro de Catequistas en Diócesis de Temuco

Bajo el lema “Sembradores de Esperanzas”

Masivo Encuentro de Catequistas en Diócesis de Temuco

Recientemente, se realizó el Encuentro Diocesano de Catequistas de la Diócesis San José de Temuco, instancia donde participaron más de 500 hermanos y hermanas provenientes de los cinco decanatos, quienes con mucha alegría y gozo, testimoniaban y agradecían a Dios por este ministerio y por su compromiso con la educación de la fe de tantos niños, jóvenes y adultos.

Dicha Jornada, la organizó la Comisión Diocesana de Catequesis del decanato Temuco Sur y se llevó a cabo, el sábado 28 de octubre, en dependencias del Colegio George Chaytor.

La Santa Eucaristía, la presidió el Padre Rogelio Henríquez, Vicario de Pastoral, donde señaló que la catequesis no es un trabajo o una tarea externa a la persona del catequista, sino que se “es” catequista y toda la vida gira en torno a esta misión, reforzando sus palabras al decir que él: “Catequista es una vocación de servicio en la Iglesia, lo que se ha recibido como don de parte del Señor, debe a su vez transmitirse”.

Señaló también que: “El catequista deba volver constantemente a aquel primer anuncio o kerigma,  que es el don que le cambió la vida. Es el anuncio fundamental que debe resonar una y otra vez en la vida del cristiano, y más aún en aquel que está llamado a anunciar y enseñar la fe (…) El catequista camina desde y con Cristo, no es una persona que parte de sus propias ideas y gustos, sino que se deja mirar por él, por esa mirada que hace arder el corazón. Cuanto más toma Jesús el centro de nuestra vida, tanto más nos hace salir de nosotros mismos, nos descentra y nos hace ser próximos a los otros”.

Planteó que el catequista es además creativo, busca diferentes medios y formas para anunciar a Cristo, “Hay que saber cambiar, adaptarse, para hacer el mensaje más cercano, aun cuando es siempre el mismo, porque Dios no cambia sino que renueva todas las cosas en El.”

“Queridos catequistas, les doy las gracias por lo que hacen, pero sobre todo porque caminan con el Pueblo de Dios. Los animo a que sean alegres mensajeros, custodios del bien y la belleza que resplandecen en la vida fiel del discípulo misionero”, manifestó el Vicario de Pastoral, Pbro. Rogelio Henríquez.

Cabe destacar, que durante la jornada se realizaron además diversas actividades formativas y recreativas, donde cada decanato destacó bajo los colores de sus alianzas, el compartir la alegría de ser enviados a anunciar el Evangelio y prepararnos para la venida del Santo Padre al país.