Mons. Sergio Contreras Navia, celebró 91 años de vida

Lema episcopal: “No he venido a ser servido, sino a servir”

Mons. Sergio Contreras Navia, celebró 91 años de vida

Con gran alegría y agradecimiento a nuestro Señor, el jueves 27 de abril, Monseñor Sergio, festejó un nuevo año más de vida.

Don Sergio, actualmente,  vive en el Hogar de Ancianos Nuestra Señora del Carmen  y estuvo acompañado en esta celebración por sacerdotes, religiosas y amigos, quienes compartieron junto a este querido Pastor.

Cabe recordar que en la Solemnidad de San José de este año, se vivió un momento muy especial y de mucho recogimiento, cuando Monseñor Héctor Vargas Bastidas dijo: “En esta tarde de fiesta diocesana quisiéramos rendir un sentido homenaje a uno de los signos del amor de Dios por esta Iglesia servidora de esta bendita tierra de La Araucanía y su gente. Me refiero a Monseñor Sergio Contreras Navia, quien se encuentra celebrando 50 años de episcopado.”
Fue así que monseñor Vargas se refirió a la vasta misión de ser testimonio de Cristo: “Agradecemos a Dios habernos regalado tantas bendiciones y gracias a través de este Pastor, que haciendo vida su lema episcopal, nos demostró hasta el final de sus días que “no vino a ser servido sino a servir”.

Fue así, que el Secretario Canciller Pbro. Carlos Hernández Cordero, entregó el saludo de SS Francisco a Monseñor Sergio Contreras Navia por sus 50 años de Episcopado.

Al Verenable Hermano
Sergio Otoniel Contreras Navia

Obispo emérito de Temuco, al celebrar el quincuagésimo año de la recepción de la Ordenación Episcopal, felicitamos por el fructífero cuidado pastoral del clero y los fieles, a la vez que de corazón otorgamos a él y a todos sus seres queridos, la Bendición Apostólica, con la protección de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, intermediaria de las gracias de lo alto y prenda de fraterna comunión, pidiendo al mismo oraciones por nosotros y por Nuestro Ministerio Petrino.
Dada en los Palacios del Vaticano, el día 13 del mes de Diciembre del año 2016.

SS Francisco
Don Sergio, desde el 15 de enero de 1978 hasta el 03 de noviembre del 2001, gobernó la Diócesis San José de Temuco. Monseñor Sergio Contreras Navia, bajo el lema “No he venido a ser servido, sino a servir”, le dio gran impulso al apostolado de los laicos y a la promoción humana y cristiana de los más desposeídos. Se preocupó de los Derechos Humanos, manteniendo un Comité de Solidaridad y reconstruyó la Iglesia Catedral, destruida por el terremoto de mayo de 1960. El 19 de marzo de 1981, día de San José, puso la primera piedra de la nueva Catedral, contando con la colaboración de numerosos fieles que esperaban tener un templo terminado para la visita de SS Juan Pablo II. A monseñor Contreras, le correspondió recibir al papa Juan Pablo II, cuya visita fue tan fecunda y marcó tanto el corazón de la región.