Monseñor Héctor  Vargas oró en comunidad de Ercilla

???????????????????????????????

En dicha celebración, el Obispo de Temuco, invitó a dar gracias a Dios por el don de miles de hermanos  que conservan en sus culturas y tradiciones, un tesoro que hace fecunda nuestra patria.

El domingo 31 de agosto, en el Día de Oración por los Pueblo Originarios, el Obispo de Temuco y Presidente de la Pastoral Indígena de la Conferencia Episcopal de Chile, Monseñor Héctor Vargas Bastidas, compartió junto a hermanos y hermanas del Pueblo Mapuche, que llegaron desde el Meli Wuitran Mapu, al  lof Coñumil Epuleo, sector Collico, al interior de la comuna de Ercilla.

La jornada se inició muy temprano con un Llellipun, rogativa para agradecer a  Ngünechen y pedir al Dios de la justicia y misericordia,  que ilumine las mentes y los corazones de aquellos en cuyas manos están las posibilidades de realzar a los Pueblos Originarios con más y mejores oportunidades de dignificación como Pueblos, velando siempre por el respeto de su identidad.

Alrededor del Rehue, la hija del lonko de la comunidad, pidió a nuestro Señor por “el espíritu de nuestras aguas, por los fundadores de esta comunidad, para poner en su presencia todas nuestras cargas, para que Él acoja nuestras necesidades y a través de la oración podamos vivir en unidad… en esta rogativa alrededor del Rehue, estamos aquí entre nuestros cerros, y le pedimos a Ngünechen, que entregue sabiduría a nuestros niños y ellos deben mantener su lengua, el mapuche debe seguir adelante, somos originarios”.

Además, el Presidente de la comunidad, dio la bienvenida a nuestro Obispo y agradeció a nombre de todos su compañía, “queremos caminar todos juntos en nombre de Jesucristo y sentirnos más hermanos y hermanas, dialogando se puede hacer una buena convivencia, por eso todos debemos orar”.

“La cultura del Pueblo Mapuche tiene tanto que enseñarnos y debemos aprender”

Tras la rogativa, el centenar de hermanos junto a Monseñor Héctor Vargas, se dirigieron hasta la capilla Santa Catalina de la comunidad, donde el obispo tras saludar en mapudungún, señaló:” Hoy la Iglesia invita a rezar por todos los Pueblos Originarios, es una oportunidad para reflexionar y poner el tema sobre la mesa que los pueblos siempre han estado aquí y que tienen que ocupar el lugar que les corresponde, la oración es la herramienta más poderosa para cambiar cada cosa, para que todo salga bien, por eso rezaremos para que en el corazón siempre esté la paz, el amor y la justicia… Es a través del amor que las cosas cambian, por eso a través del Rehue, en medio de los cerros, podemos ver su presencia  y sentir que Dios nos habla a través del agua, de la tierra, del aire, y eso es porque nuestro corazón está unido a Él. La cultura del Pueblo Mapuche tiene tanto que enseñarnos y debemos aprender.”

Agregó:” Dios cuando nos creó, formó muchos Pueblos y la gracia está en la diversidad y debemos aceptarlos… las distintas culturas son muy importantes y están llamadas a respetarse y en la medida que esa cultura se preserva, es un don para otras culturas. Hoy se busca ser  igual a todos, debemos defendernos para no perder nuestras costumbres, porque a la hora de defender una cultura estamos defendiendo lo esencial de nosotros”.

El Obispo de la Diócesis San José de Temuco, les recordó que la Iglesia de Ercilla está muy involucrada con sus esperanzas y les recordó que la Iglesia somos todos y  juntos velar por el bien de nuestra cultura, “su Pastor está aquí con harto “ Newen “ ( energía, fuerza) y siempre pensando en el futuro para nuestras familias”.

En la presentación de las ofrendas, un matrimonio de la comunidad de Butaco, llevó tierra ante el Altar, como el amor a la madre tierra, siendo de un gran valor que se manifiesta a través de la ritualidad ancestral.

También se presentó el agua, porque para el mapuche el agua no sólo es dadora de vida, sino que es vida en sí, tiene esencia, tiene newen y forma parte de su cosmovisión. Además, se llevaron semillas, como un patrimonio ancestral de los Pueblos Originarios y Muday, bebida típica del Pueblo Mapuche y que no puede faltar en ninguna celebración religiosa ni cultural.

Al finalizar la Eucaristía, la comunidad regaló a Monseñor Héctor, un Kultrún y luego, se invitó a todos a un compartir.

A la celebración llegaron representantes de todas las comunidades que integran la Parroquia San Judas Tadeo de Ercilla, entre ellas de Temu Cui Cui, Huañaco Mellao, Chamichaco, San Ramón.

“Esta celebración es muy importante, para que se reconozca y que seamos más hermanables y unidos y es una gran bendición que el Obispo acompañe a nuestras familias”, Patricia Molina Ancalao, Animadora de la comunidad de Collico.

“Muy lindo, todos los años lo hemos cumplido y ahora que venga  el Obispo es una gran bendición, porque él es hijo de nuestro Señor y es su representante” Lonko Sebastián Catrío, comunidad Huañaco Mellao, sector Butaco.

“Es un reencuentro de dos culturas y en este día queremos agradecer a Ngünechen para que podamos convivir mejor, por eso es importante que tengamos esta experiencia de vida, es un día de reconciliación, es un día de oración y hay que hacerlo de corazón para caminar  todos juntos”. Lonko Antonio Purrán, Lof Huañaco Mellao, sector Chacaico.

“Por muchos años hemos participado en esta celebración para orar por todos  y además que estaremos con nuestro Obispo”, Luz Chávez, Lof de Pitrikeo

 

??????????????????????????????? ??????????????????????????????? ??????????????????????????????? ??????????????????????????????? ???????????????????????????????