Monseñor Vargas “El parecer de la CAM es importante escucharlo en la mesa”

Gale5702630626a21_04042016_950am

El Obispo de Temuco, monseñor Héctor Vargas Bastidas, en entrevista con el Diario Austral de Temuco publicada el domingo 10 de julio, se refirió a la mesa de diálogo en La Araucanía, con todo el acontecer que esto conlleva, destacó la voluntad de quienes asumen esta responsabilidad  y de la postura de la Iglesia como facilitadora del diálogo.

 

“Hay mucha energía buena, mucho newen y el deseo de hacer de todo para que esto llegue a puerto. Además que todos sienten que esto es una inmensa responsabilidad”.

Con estas palabras, el obispo de Temuco, monseñor Héctor Vargas explicó la sensación que le dejó la instalación de la mesa de diálogo, instancia a la que no sólo fue convocado, sino que por voluntad presidencial asumió como facilitador.

Vargas si bien comparte las críticas que surgieron en torno a la mesa atendiendo a su representatividad y convocatoria, también aclara que el Gobierno dejó un buen margen de libertad de acción y que los errores que pudieron cometerse en el debut de la iniciativa son susceptibles de mejorar.

– ¿Cuál fue el consenso de los convocados por haber sido nominados?

– Todos los integrantes de la mesa dijeron estar sentados con temor y temblor por la inmensa responsabilidad que esto significa y también el deseo de estar a la altura de lo que se espera.

– ¿De qué manera percibió usted que recibieron el mensaje los ministros ?

– Me llamó la atención que los cuatro ministros reconocieron que era la primera vez que estaban escuchando cosas que nunca habían escuchado antes y eso es una tremenda ganancia, tratándose que son los ministros del equipo político de la Presidenta.

– ¿Cómo fue esto que usted terminó convirtiéndose en el facilitador de la mesa y no el intendente?

– A mí se me informó de esto al momento que estábamos todos en la mesa y al término de su mensaje el ministro del Interior comunicó que me habían pedido coordinar y hacer de facilitador de la mesa.

– ¿Se siente un mediador?

– No, la Iglesia no se siente mediadora, pero sí facilitadora del diálogo y cómo negarse si es algo que forma parte de la misión de la Iglesia.

– ¿Cómo se seleccionó a estos 21 convocados? ¿Quién lo hizo y qué factores primaron?

– El ministerio del Interior pidió sugerencias a distintas personas y yo fui uno a los que le pidieron sugerencias de nombres, pero ellos después fueron quienes decidieron a quiénes invitaban.

– ¿Hay alguno que usted haya propuesto que le hubiese gustado que estuviera?

– A mí me hubiese gustado mucho que estuviera el alcalde de Renaico, Juan Carlos Reinao, pero él declinó a último minuto de participar. La verdad de las cosas a mí me sorprendió que no estuviera, pero me imagino que él tendrá sus razones y las respeto absolutamente.

– Una vez instalada la mesa han surgido distintas críticas, atendiendo a su representatividad. ¿Las comparte?

– No conozco ninguna instancia parecida a esta que una vez que parte con los integrantes que parte no sea cuestionada por algunos sectores o personas. Yo encuentro que es normal, porque difícilmente una mesa que tiene que tener un número acotado de personas puede dar respuesta a las expectativas de todos.

– ¿Pero faltaron actores?

– Sí estoy de acuerdo en que faltaron actores y fue lo primero que dijimos una vez que empezamos a sesionar y que sería bueno que se pudieran sumar a algunos más.

– ¿Cómo evalúa que se hizo la convocatoria?

– Se cometieron algunos errores, ya que muchos llegaron a la mesa y les hubiese gustado tener más información de la que recibieron, pero, bueno, la mesa recién empieza y espero que estas cosas se corrijan por el camino.

– ¿Cuál será el ámbito de acción de la mesa?

– El ministro dijo que nos dejaba en plena libertad y por eso no quiso poner los temas, ni los objetivos más finos, tampoco quiso establecer la metodología y ni siquiera el plazo.

– Los gremios y políticos están pidiendo la participación de la CAM. ¿Qué le parece?

– Yo digo que por respeto primero hay que conversar con ellos y ver su disponibilidad, pero una cosa la tengo bastante clara y es que más allá de que estén o no estén, el parecer de la CAM es importante escucharlo.

– Huenchumilla los calificó como un grupo de hombres buenos, pero que carecían de representatividad política…

– La política no es propiedad privada de los partidos políticos y de los políticos, la política, como la entiende la Iglesia, es la construcción de la polis y en ella todos los ciudadanos tenemos derecho a participar.

– El ex intendente Eduardo Klein está proponiendo que los resultados se sometan a un plebiscito. ¿Está de acuerdo?

– Es una propuesta que se puede hacer al Ejecutivo si hay consenso en la mesa, pero es una decisión cuya naturaleza le corresponde al Gobierno.

– ¿Cómo califica el desafío y su rol en sintonía con su quehacer?

– Es un desafío gigantesco y siento que me sobrepasa. Estoy convencido que otros lo podrían hacer mejor, pero esto de poder colaborar en facilitar el diálogo es una misión muy evangélica y por eso he decidido asumirla y porque me siento muy identificado con esta tierra a la que llegué hace sólo tres años, pero he tratado de hacerla mía todo lo que he podido.