Monseñor Vargas saluda a todos los Pueblos Originarios de Chile

2014-06-20 10.47.31

 

Hermanos, hermanas:

Hoy es tiempo de renovación de la naturaleza, así nos han enseñado los diversos pueblos originarios del mundo y por cierto en nuestro Chile también. Wiñoy xipantulo llama el Pueblo mapuche, Inti Raymi le denomina el Pueblo Quechua, Machaq Mara los Aymara y Aringa Ora o Koro, los Rapa Nui. En este ciclo la tierra se renueva, se prepara para germinar una nueva vida y esperanza.

Como Obispo responsable de la Pastoral Indígenade la Conferencia Episcopal de Chile, me enorgullece saludar a los nueve pueblos originarios de nuestro país, además de reconocer el valioso aporte que realizan a la sociedad nacional, con su milenario patrimonio cultural que contribuye a conformar un país diverso, sabio y con raíces sólidas.

Este nuevo ciclo es una instancia propicia para relevar en la sociedad la necesidad de otorgar un reconocimiento formal a los pueblos originarios de Chile, donde garanticemos  el ejercicio pleno de sus derechos colectivos,  valoremos y respetemos la forma distinta de organizar su vida, religiosidad y generación del conocimiento.También esperamos que las autoridades que hoy dirigen la Nación tengan la suficiente inspiración para avanzar en políticas públicas pertinentes a las realidades de cada pueblo.

Esperamos que la nueva salida del sol entregue mucha sabiduría a las autoridades tradicionales de los pueblos originarios de Chile, a sus comunidades, niños, jóvenes, mujeres y que puedan vivir en plenitud la dignidad y los profundos valores de su pueblo.

Desde nuestra fe cristiana deseamos sumarnos a esta fiesta, compartiendo que “se manifestará la tierna compasión de nuestro Dios que nos ha traído del cielo la visita de Jesucristo, el Sol que nace, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombras de muerte, para guiar nuestros pasos por los camino de la Paz” (Lc 1, 78-79).

Desde esta experiencia de “Cristo el Señor” (Lc. 2,11), “Luz para los pueblos” (Lc. 2,32) compartimos con ustedes el trabajo en común por la dignidad y promoción de la vida humana, la dimensión espiritual de la existencia,el compromiso por la justicia, la valoración y desarrollo de la interculturalidad, la defensa de la paz, el respeto y  la protección de la naturaleza.

 

+ Héctor Vargas Bastidas
Obispo de Temuco
Presidente de la Pastoral Indígena
Conferencia Episcopal de Chile

Santiago, 20 de junio de 2014.