Obispo de Temuco señaló que: “La palabra clave es el diálogo”

AMCAM

Monseñor Héctor Vargas Bastidas sostuvo un encuentro con la Asociación de Municipalidades con Alcaldes Mapuche, AMCAM, instancia donde abordaron la situación actual de La Araucanía y los actos de violencia.

“Estoy muy agradecido con la visita de la Asociación y ya hace un par de meses que hemos sostenido encuentros, donde se han planteado puntos de vistas en común y de diálogo (…) la idea y palabra clave es el diálogo, sentarnos a conversar sin exclusión, enfrentar todos los temas que sean necesarios, la idea también es que las distintas organizaciones de La Araucanía se vayan sumando (…) este es un tema político, hay que ver cómo el Estado se suma a esto, se han entregado distintas propuestas y hemos estado esperando que prosperen”.

Juan Carlos Reinao, Alcalde de Renaico y Presidente de la Asociación de Municipalidades con Alcaldes Mapuche, AMCAM, cree que Chile está llamado a generar un diálogo y así construir justicia social como único camino para solucionar el conflicto en La Araucanía.

Fue así que la Asociación de Municipalidades con Alcalde Mapuche, AMCAM, se refirió a los últimos hechos de violencia en la región de La Araucanía y afirmó que creen “que el diálogo es el único camino para solucionar el conflicto. Nos negamos a creer que con la militarización y más presencia de tanquetas de Carabineros en nuestras comunas pueda propiciarse un clima de convivencia que permita mejorar las oportunidades para nuestra gente, al contrario, estas medidas sólo han generado polarización en la región”.

Su presidente, Juan Carlos Reinao, alcalde de Renaico, agrega que lo que ha pasado con los últimos ataques incendiarios: “Hay que ponerlo en un contexto histórico y que estos hechos que sucedan son resultado de no enfrentar a fondo el conflicto de nuestro pueblo, que ve que hay una militarización a su alrededor y puede que algunos piensen que es una manera de visibilizar el tema, pero la violencia por violencia no sirve para solucionar el conflicto mapuche”.

A su vez hizo una crítica a todos los sectores y autoridades, pues: “Pareciera que los políticos nos hemos alejado totalmente de la ciudadanía, por eso estos últimos meses vemos protestas sociales en Atacama, Chiloé, vemos quema de iglesias y protestas de estudiantes. ¿Será que no estamos respondiendo a tiempo y al final la violencia social es la única vía que se está teniendo para expresar  problemas y demandas sociales?.

Reiteró que la falta de liderazgo y la incapacidad de articular a los actores de la región no ha permitido la creación de espacios de diálogo más efectivos para enfrentar los conflictos inmediatos y mucho menos los históricos y “lamentablemente esta sensación de vacío está generando un clima de incertidumbre en el cómo vamos a enfrentar esta tensión permanente. Espero que las autoridades locales no estén a la espera que la solución llegue del Gobierno Central, porque sería una  pésima señal”.

En este sentido, se hace urgente el crear un nuevo espacio de diálogo, eso sí, con un formato diferente, donde nos podamos reunir aquellos que realmente tenemos la voluntad de ir construyendo  un nuevo pacto entre pueblos, y que través de una hoja de ruta de consenso se puedan ir cimentando confianzas en base a acciones concretas y en ese contexto creo que tenemos la oportunidad de ser quienes podamos llevar ese proceso adelante, pues tenemos la voluntad y necesidad de solucionar el conflicto entre los involucrados, el Pueblo Mapuche y el Estado.