Obispo iraquí denuncia persecución contra cristianos: “Ayúdennos, por favor!”

????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Iglesia de la Sagrada Familia de Kerkuk, atacada en agosto de 2012.

Hay cada vez menos cristianos en Irak. La violencia, el miedo, la ausencia de trabajo y de seguridad nos fuerzan a dejar el país, nos apartan de nuestros hogares y familias”, señaló a la fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre (AIS), Mons. Shlemon Warduni, obispo auxiliar de Bagdad. Es una tragedia que parece no tener fin.

“El futuro de los cristianos en Irak, y yo diría incluso para todo Medio Oriente, se ve muy oscuro y se puede decir que es como si existiera un plan premeditado para limpiar toda la zona y el país de cristianos.”

Así describe Mons. Warduni la situación a la que se ven confrontados los cristianos en su país. Relató la historia de violencia e intolerancia que se ha ejercido sobre las comunidades cristianas durante los últimos años en Irak. Lo que tienen en común todas las historias que cuenta es la tragedia que sufre  la comunidad cristiana: “Tienen que escuchar las historias sobre los ataques contra los cristianos en Bagdad, Mosul y otros lugares de Irak. A la fuerza querían [los fundamentalistas musulmanes] que los cristianos dejaran sus casas, nos han amenazado de muerte para que se convirtieran a musulmanes. Después aconteció otra tragedia para nuestros cristianos de Mosul, algunos de ellos fueron asesinados, y muchas familias fueron obligadas a huir de la ciudad bajo gran temor… Entonces, ¿cómo pueden vivir los cristianos en esta situación trágica?”

¿Cómo vivir así? Con la pregunta del obispo – que permite explicar el éxodo tremendo de los cristianos de Irak, reducidos hoy a un número de menos de 400 a 500 mil personas en todo el país – llega también la respuesta.  Defendiendo un camino de paz, basado en la oración, el obispo iraquí afirmó que “es preciso condenar todas las guerras, todas las formas de terrorismo y, con amor, construir una cultura donde el hombre pueda ser salvado y vivir con dignidad”.

Agradeciendo la oportunidad ofrecida por AIS para explicar la opresión que ha visto ejercer hacia las comunidades cristianas de su país, el obispo auxiliar de Bagdad lanzó un llamado: “Ayúdennos, por favor, con sus oraciones y que Nuestra Señora nos proteja!”