Ordenación Diaconal en Labranza

Portada Labranza

“Siempre deberán tener ante sus ojos, el recuerdo de Cristo, que vino a servir y no a ser servido” señaló Monseñor Vial.

El pasado domingo 26 de mayo, monseñor Manuel Camilo Vial confirió el ministerio del diaconado permanente a Guillermo Alarcón Muñoz.

La ceremonia realizada en el gimnasio municipal de Labranza,  convocó a más de 700 personas las que escucharon muy atentos sus palabras “En este día estamos celebrando la Solemnidad de la Santísima Trinidad y nos llenamos de gozo, porque por medio de la Encarnación del Hijo de Dios, en medio de nosotros y por su predicación, hoy podemos celebrar el Señor Uno y Trino”.

Agregó que “recordamos, que el Señor, quiso elegir a algunos de sus discípulos para que desempeñaran en la Iglesia, a nombre suyo diversos oficios en servicio de la comunidad, dotándolos con diversos carismas, instituyendo presbíteros, diáconos y otros ministros, con el encargo de servir a su Iglesia… en este día, Guillermo, eres tú el escogido, seréis Ordenado y enviado con esa misión. Por la consagración que recibirás de mis manos, te constituirás también  en un estrecho colaborador de tu obispo, sirviendo al pueblo de Dios que se te confíe… es el Señor, quien te ha elegido, y te transformó teniendo en cuenta tu pequeñez y limitaciones en instrumento de bendición y salvación de tus hermanos”.

Monseñor Camilo Vial, señaló sobre el rol fundamental del matrimonio y la familia en la vida del diácono “hay algo muy importante del diácono permanente y es el hecho de ser casado y tener una familia. Querido Guillermo, el Sacramento del matrimonio que recibiste hace algunos años y que tantas alegrías te ha deparado, junto a tu esposa,  hijas  y familiares,  debe ser una fuente de riqueza espiritual en tu vida diaconal”.

El nuevo diacono de la Diócesis San José de Temuco pertenece a la parroquia Jesús de la Misericordia de Labranza.