Padre Aguilar conmemoró cinco años de Ordenación Sacerdotal con  feligresía

 

DSCF7859

Es fácil preparar celebraciones para los demás pero cuando corresponde enfrentar un compromiso personal, los nervios afloran, fueron las primeras palabras de la homilía realizada para recordar los cinco años de su ordenación sacerdotal, de  fray Rodrigo Aguilar Gómez, en la Parroquia de Nuestra Señora de La Merced. 

El rector del Colegio Instituto Victoria, decano del Decanato de Victoria  y superior del Convento “San Ramón Nonato” de la ciudad de Victoria, concelebró la Sagrada Eucaristía, junto a sus hermanos de comunidad, padres Pedro Díaz Rodríguez y Oscar Camilla Guerra e integrantes de las diversas comunidades de base como del plantel educacional.

POCO HABITUAL

“Me resulta súper fácil preparar celebraciones para los demás, aniversarios, cumpleaños y cuando me toca a mí, me pone un poco nervioso; me complica”, dijo entre otros conceptos el religioso.

Parte activa en las lecturas del día, tomadas de San Pablo a los cristianos de Éfeso; del Salmo: “Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio” y este último tomado de San Juan, estuvieron a cargo de responsables de las diversas áreas de la Parroquia y el establecimiento educacional.

El padre Rodrigo fue ordenado  presbítero de la Iglesia, el día 03 de julio de de 2009, a las 19:30 horas, en la Basílica de La Merced de Santiago, por el Arzobispo de Antofagasta, monseñor Pablo Lizama Riquelme, con la participación de una treintena de sacerdotes.

El celebrante tuvo conceptos de agradecimiento, tanto  para el pastor, como para los religiosos, hermano Andrés Llanos, para el padre Gilberto Tapia, que influyeron en su vida religiosa.

El padre Aguilar Gómez, al término de la Santa Misa recibió numerosos presentes, como cálidos aplausos en forma cariñosa, recibiendo congratulaciones en el pórtico del templo.

Corresponsal: Manuel Burgos Lagos, periodistaDSCF7862

 

DSCF7860