Padre Aguilar llamó a actuar con humildad en el Te Deum de la Parroquia de La Merced

DSCF5796

Con ocasión del solemne Te Deum realizado en la Parroquia de Nuestra Señora de La Merced, el domingo 15 pasado, a las 10:30 horas,  para dar gracias a Dios por  estos 203 años de existencia, el celebrante, padre Rodrigo Aguilar Gómez dijo que esta Casa de Oración abría sus puertas  para acoger, recibir y unirse en un gesto de paz entre aquellos que muchas veces, por indiferencias, no se tratan bien.

Acompañado del diácono, Patricio Benavente Silva el religioso rememorando al pueblo de Israel en el Antiguo Testamento y que cuando Dios no estaba presente, como ellos lo querían, “volvemos a fabricarnos el becerro de oro”.

CON  HUMILDAD 

Añadió que al reunirse como comunidad para entregar este reconocimiento a Dios y bendecir su nombre…”que ciertamente, como autoridades , como Pueblo de Dios, como instituciones , no busquemos nunca el exclusivo reconocimiento personal  sino que tratemos , con humildad, de buscar el reconocimiento desde Dios. Que se nos reconozca por el servicio que hacemos, desinteresado, gratuito muchas veces, pero que se nos reconozca como servidores y humildes; ciertamente, un país, necesita de servidores humildes, necesita de instituciones humildes. Las autoridades civiles, religiosas, militares como, lo hemos dicho en el perdón, hemos aprendido en el curso de la historia, que la humildad tiene que estar presente en todo lo que hacemos y realizamos…Si no servimos con humildad, nuestro servicio tiene un interés, y no podemos llamar servicio , cuando se tiene un interés personal ; no nos podemos llamar servidores, cuando detrás de nuestro servicio , está el interés de querer aparentar, figurar. Querer buscar la institución, más que el servicio mismo, por eso, la invitación es a no fabricarnos el becerro de oro”, expresó el sacerdote, entre otras ideas. DSCF5792

RESPETUOSO  SILENCIO  

La Homilía del rector del Colegio Instituto Victoria,  fue seguida con atención, por las autoridades que asistían al templo mercedario: el alcalde de la comuna, Hugo Monsalves y señora; la integrante del CORE, Ana Illesca; los concejales, Cecilia Muñoz,  Patricio Villablanca, Luciano Alvarado y Marco Baratta; el segundo comandante del Regimiento Logístico N ° 3 “Victoria”, teniente coronel, Miguel Díaz, delegaciones del Ejército,  de Carabineros,  PDI y diversas instituciones.

Las lecturas y salmo del día,  a cargo del jefe Comunal, una profesora y un oficial de Ejército.

En el Ofertorio, un  soldado del Regimiento, un periodista y una integrante de las comunidades indígenas, portaron el Cirio de la Luz, que  anunciaban que Cristo sigue aquí, por la Paz en Siria y la Iglesia Católica Apostólica Romana.

En la Eucaristía, animada por Alberto Sanhueza,  tomo parte activa el Coro y conjunto folclórico de la Parroquia, que al final ofrecieron sendos pies de cueca, en el frontis de la Iglesia. DSCF5799

PARECERES

Concluido el oficio religioso, el comandante Díaz dijo que “tenemos que entender, como Fuerzas Armadas y como parte de estas instituciones, que es muy importante que estemos unidos, como Patria y como católicos que somos. La homilía fue muy interesante, mucho que aprender y las lecciones  son para eso pero todos tenemos que ser responsables también”.

Hugo Monsalves manifestó que él felicitó al Padre Aguilar por la prédica pues, expresó…”tenemos esas diferencias que a veces nos desunen tanto. Como ciudadanos, somos un Pueblo de Dios, somos personas creyentes  y, si bien es cierto, tenemos que respetarnos  en nuestros ideales, a veces, no podemos sobrepasarnos y se dice que los extremos siempre son malos y el sermón nos llegó a todos”.

Patricio Villablanca manifestó: “Interesante las palabras del sacerdote. Es lo que tenemos que hacer los chilenos. Ése es el camino correcto para la reconciliación, unirnos para trabajar no sólo por nuestras comunas  sino que de la región y el país. El padre dio una cátedra en el aspecto cristiano y lo que está implícito en la religión, para los cristianos y que impere la paz. Tiempo hacía que no escuchaba una prédica como ésta”.

Cristian Greenhill  opinó: “Muy buen mensaje. Rescatar, primero, el sentido de  la palabra  Patria, ése sentimiento de pertenecía que nos hace a todos, unirnos en una sola historia, en una sola costumbre, un solo idioma y tenemos que empezar a construir esa historia que queremos desde aquí en adelante, preocupándonos primero, de nuestra patria íntima que es nuestra familia, nuestro barrio, nuestros vecinos, nuestra comuna y así vamos a hacer más grande nuestro país.

Corresponsal: Manuel Burgos, periodista