Parroquia de Capitán Pastene celebró Cuasimodo

En la comunidad de Lumaco, como es tradición heredada de un antiguo párroco, se realizó la fiesta de Cuasimodo, llevando la comunión a los enfermos que atienden dos ministras extraordinarias de la Comunión, que pertenecen a la parroquia San Felipe Neri de Capitán Pastene.

El párroco Rodrigo Aguilar, manifestó su agradecimiento y señaló: “Contamos con la brillante y destacada participación de los Huasos del Club de Rodeo local, Además, la animación estuvo a cargo del coro parroquial. Fue una hermosa experiencia y tradición de la zona central en las tierras de La Araucanía. Muchas gracias a todos que lo que hicieron posible esta actividad, agradecimiento al resguardo de Carabineros y a la buena voluntad de cada miembro de la comunidad San Francisco de Asis de Lumaco”.

Cabe destacar que la actividad comenzó con la Eucaristía de las 10 de la mañana.

La fiesta consiste tradicionalmente en una procesión a caballo que escolta las formas eucarísticas, portadas por el sacerdote que es transportado en una carreta engalanada para la ocasión, el propósito es llevar la comunión a los enfermos y ancianos que no pudieron comulgar durante el triduo pascual. Los escoltas, llamados cuasimodistas, se organizan en cofradías y se atavían de manera especial destacando un pañuelo generalmente blanco (para cubrir sus cabellos en señal de respeto a Cristo sacramentado dado que en su presencia no se debe usar sombrero), además cubren sus ropajes de Huaso con una capa corta. Es una fiesta de raíz campesina, aunque se ha adaptado a la ciudad donde se realizan procesiones en bicicleta o incluso en vehículos motorizados.