Pescadores festejan a su patrono en el río Imperial

NEHUENTÚE. Padre Giglio Linfati y alcalde de Carahue encabezaron ceremonia religiosa en honor a San Pedro.

La plegaria por los pescadores de Nehuentúe y de la zona costera fallecidos en el mar o en los grandes ríos de la Región, surgió desde la engalanada lancha a motor “El Moro”, en el punto donde el río Imperial recibe las aguas del Moncul. Sobre la barca, el padre Giglio Linfati, vicario general de la Diócesis San José, fue el encargado de encabezar la tradicional ceremonia de conmemoración de San Pedro, patrono de los trabajadores del mar, acompañado en la cubierta de la embarcación por el alcalde de Carahue, Alejandro Sáez, y con media decena de botes a motor haciendo las veces de las bancas de la iglesia.

“Encomendamos a Dios los seres queridos fallecidos en el río Imperial”, señaló el padre Linfati, mientras una hermosa corona de flores daba inicio a la navegación hacia el mar.

Devoción

Temprano comenzó la jornada de recogimiento en la caleta de Nehuentúe. Como es tradicional, los vecinos acompañaron a la imagen del patrono de los pescadores, sobre una barca engalanada de flores. Desde Moncul, desde Trovolhue, desde Carahue y otras comunas costeras, llegaron los fieles devotos a acompañar la procesión por las calles.

Ya en el río, los sacerdotes y autoridades tomaron posición en la lancha “El Moro”, siendo escoltado por media decena de botes a motor, para tomar rumbo hacia el centro del río Imperial, donde se desarrolló la ceremonia religiosa.

“Estamos acompañando a los pescadores, sabemos lo que significa el mar, el río, los riesgos que implica trabajar aquí, y es en ese contexto que se da la fe tan grande hacia San Pedro, quien también fue un pescador, por eso se le pide la ayuda para que interceda ante Dios, y así los pescadoes sientan la protección del Señor”, señaló el padre Giglio Linfati.

El vicario general de la Diócesis señaló que “esta tradición viene desde hace ya varias décadas, comenzando con Monseñor Sergio Contreras Navia en la década del 70. Después, los obispos posteriorres han seguido privilegiando a Nehuentúe para acompañar a los pescadores, a sus familias, para que nunca les falte el sustento y que el Señor les cuide en los peligros”.

El alcalde de Carahue, Alejandro Sáez, señaló que “quiero felicitar a los amigos de Nehuentúe, a los pescadores, a todos quienes nos acompañan en esta festividad de San Pedro, donde se conmemora al patrono de los pescadores. Es un día de tremenda importancia, donde la gente de la caleta renueva su fe, y nosotros como municipio los apoyamos siempre, tanto en su trabajo productivo como en el desarrollo del turismo”.

Jorge Nieto, presidente de los pescadores y mariscadores de Nehuentúe, organización que agrupa a 28 familias, señaló que “San Pedro es muy importante para nosotros los pescadores, es una fiesta importante”.

Respecto de la pesca, Nieto señaló que en lo que va del año ha estado algo lenta, sin embargo, en lo que respecta a los cultivos de choros, ha sido bastante abundante.

“Hace veinte años comenzamos con los cultivos”, señaló Nieto, quien agregó que “y hace dos años los recibimos vía decreto, por lo que somos dueños, y podemos trabajar de manera más segura, especialmente con el choro maltón”.

AGRADECIDOS

Juan Antonio Álvarez lleva 40 años como pescador en el río Imperial. Parte de la procesión de San Pedro, señaló que “cuando un obispo,hace ya unos 35 años, nos regaló el santo a la agrupación de pescadores, en Nehuentúe dimos inicio a esta tradición que incluye una misa, una procesión por las calles y un recorrido por el río, para agradecerle y pedirle su ayuda”. De acuerdo con lo señalado por el pescador, en el río salen por estos días robalo, corvina y dada la turbiedad del agua por el invierno, sale abundante pejerrey.

Fuente: Diario Austral