Profesora de Religión de Diócesis de Temuco es premiada con la Excelencia Pedagógica

Portada EAC

La profesora Carmen Julia Campos Rubilar junto al equipo del Área de Educación del Obispado de Temuco.

Nuevamente se ha destacado a nivel nacional, una docente de religión de nuestra Diócesis por su excelencia en el trabajo como profesora de religión.

Recientemente, en un solemne acto organizado por la Secretaria Regional Ministerial de Educación, fue premiada la profesora Carmen Julia Campos Rubilar, docente de la Escuela Municipal de Labranza, quien ha ejercido durante 16 años como profesora de Religión Católica.

A nivel país son muy pocos los docentes de religión que se presentan al Programa AEP.  En la trayectoria del presente programa hemos tenido la alegría de contar con los siguientes profesores premiado:

Año 2007: Nancy Lucia Herrera San Martín, Instituto Claret, Temuco y Cristian Alejandro Moncada Aguayo, Escuela Francia, Temuco

Año 2008: Eugenia Lisette Zúñiga, Escuela Municipal Campos Deportivos, Temuco

Año  2010: Claudia Cecilia Sandoval Alarcón, Liceo Guacolda, Chol Chol y Ida Aurora Villarroel Arrepol, Colegio Saint Patrick, Temuco

Año  2011: Javier Vega Ramírez, Liceo Municipal Bicentenario, Enrique Ballacey Coterau, Angol

Año  2012: Carmen Julia Campos  Rubilar, Escuela Municipal Labranza

El Programa de Acreditación para la Asignación de Excelencia Pedagógica, AEP,  es un Programa del Ministerio de Educación, vigente desde el año 2002,  que permite un reconocimiento al mérito profesional de los docentes de aula, identificando conocimientos, habilidades y competencias de excelencia, a través de una prueba de conocimientos disciplinarios y pedagógicos, y de un portafolio que demuestra distintos ámbitos del quehacer docente.

Los Profesores  reconocidos en  excelencia, reciben una retribución económica por diez años desde su postulación, junto a la posibilidad de ser parte la Red de Maestros de Maestros. Para mantener la asignación, los acreditados deben ejercer como docentes de aula en establecimientos de sector municipal o particular subvencionado.

Este sistema de acreditación está fundamentado en el Marco de la Buena Enseñanza, el cual define las responsabilidades de cada docente en el desarrollo de su trabajo diario, las que contribuyen significativamente al aprendizaje de los estudiantes.

Hacemos un llamado, desde el testimonio de quienes han sido premiados por este estimulo, a todos los docentes de subsector de aprendizaje de religión católica de nuestra diócesis, a postular a la AEP. Reconocemos que existen muchos docentes de excelencia y entrega esforzada en su quehacer diario en realidades humildes y poco reconocidas, que pueden ser parte de los destacados profesores de religión.