Rol del Consejo Diocesano de Prevención de Abusos a Menores en Temuco

DSC08659

El sábado 09 de julio, se realizó en el Obispado de Temuco, el  primer encuentro de Formadores en Prevención de Abusos y Acompañamiento a Víctimas, quienes fueron preparados por la Conferencia Episcopal en Puerto Montt y  que se imparte a través de cuatro módulos de capacitación,  enfocado principalmente en la prevención universal y selectiva de sectores con mayor riesgo.

Durante la jornada, -que fue organizada por el Consejo Diocesano de Prevención de Abusos-, se abordaron primordialmente acciones concretas para el trabajo con agentes pastorales, parroquias y colegios, bajo la modalidad de talleres, en donde cada uno de los participantes tuvo la oportunidad de compartir y socializar algunas estrategias que permitirían abordar el tema en estos espacios.

En este sentido, los principales acuerdos fueron, el iniciar este II semestre el trabajo en terreno, aplicando y desarrollando los módulos en los cuales fueron capacitados los formadores. Para ello se generó un esquema de trabajo con los responsables, el lugar y el módulo que se prefiere dictar por ámbito de interés.

Esta actividad, se enmarca dentro de la función del Consejo Diocesano de Prevención de Abusos de Menores, instancia que en la reunión mensual del clero de la Diócesis San José de Temuco, realizada el pasado martes 14 de junio, en dependencias de la parroquia Jesús de la Misericordia de Labranza, se abordó el tema respecto al  rol del Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento a las víctimas y su formación a nivel diocesano, para lo cual se contó con la participación de la abogada Pilar Ramírez, coordinadora nacional de este Consejo que pertenece a la Conferencia Episcopal de Chile.

En dicha reunión, señaló: “Estoy aquí como parte del Consejo Nacional de Prevención de Abusos y acompañamiento a víctimas de la Conferencia Episcopal y lo que estamos trabajando en esta jornada en la Diócesis San José de Temuco,  es la formación básica con el clero. La respuesta de nuestra Iglesia en el tema de los abusos sexuales contra niños, niñas y jóvenes (…), esta es una reflexión que viene de hace mucho rato y es una respuesta que está de alguna manera materializada en parte en el documento o línea guía que fue aprobado el año pasado por los obispos de Chile y que es ley particular para cada una de las diócesis”, señaló Pilar.

Manifestó además que: “Esa línea guía, es un acercamiento a la prevención, tiene que ver  con entender que es necesario, que todos en la Iglesia podamos tener una formación en relación a este tema, haciéndonos corresponsables del cuidado de los niños, niñas y jóvenes y en general de toda persona vulnerable. Entonces lo que estamos haciendo con el Clero diocesano es entregar esa formación; una formación que incluye desde entender cuál ha sido la respuesta de la Iglesia universal y chilena al tema, entender el fenómeno del abuso sexual, básicamente como un abuso de poder, para desde ese enfoque pensar en cuáles son las formas eventuales de prevención, saber cuál es la respuesta canónica y de la normativa estatal para llegar a este tipo de delito y por último trabajar algunos aspectos de la prevención”.

Respecto a la conformación del Nuevo Consejo Diocesano de Prevención de Abusos y Acompañamiento a las Víctimas, expresó: “Es un grupo de personas que ha sido invitado por el obispo para poder ayudar  a él, desde su experticia en el abordaje de esta temática dentro de la Diócesis. Se trata de poder acompañar, no sólo con lo que tiene que ver con la denuncia, sino también en como poder ir implementando estos sistemas preventivos y por lo pronto todo lo que tiene que ver con el desafío de formar a esta tremenda cantidad de personas, que trabajan en la Iglesia. Según la línea guía todos quienes prestamos algún servicio de Iglesia, vamos a tener que recibir esta formación, también para ser parte de la prevención”.

Destacó que esta es una formación inicial, que busca sensibilizar, entregar elementos, conocer “esta formación además, está pensada como una formación educativa, en distintos grados, tenemos que pensar en cómo formar específicamente, por ejemplo las personas que trabajan directamente con niños, niñas y jóvenes. Hay toda una formación puntual, mucho más para el clero, que incluye no sólo hablar del abuso, sino que hablar de ellos en general, de su formación inicial, de su formación permanente, del acompañamiento de su vida desde la integridad de los elementos, entonces probablemente van haber muchas más acciones, entre tanto estamos avanzando”.

Al respecto, el Pbro. Carlos Hernández, Vicario Judicial, resaltó que: “Nosotros como Diócesis y como Clero acogemos la invitación de los obispos a formarnos en esta materia y Pilar Ramírez ha tenido la gentileza de durante esta jornada de clero, formarnos en los 4 módulos que se han establecido para formación de agentes pastorales. El tema de la formación es fundamental  para asumir la prevención del abuso sexual, no solamente al interior de la Iglesia si no que en todos los ámbitos de la sociedad civil. Estamos conscientes de eso y nosotros como clero, como sacerdotes queremos prepararnos en este tema y desde esa perspectiva estamos nosotros trabajando en este día”.

Al respecto, se refirió al Consejo Diocesano para la Prevención del Abuso Sexual, manifestando que se constituyó “para abordar el tema de la prevención en todos los ámbitos de la vida de la Iglesia en Temuco. También el Consejo de Prevención cumple otras funciones como por ejemplo la recepción de denuncias y establecer también criterios para actuar en este sentir, de todos los ámbitos de la vida de la Iglesia en Temuco”.

Cabe destacar, que también se sostuvieron encuentros con formadores de prevención escolar y Directores de Colegios Católicos de la Diócesis San José de Temuco.

Todos los agentes pastorales de cada parroquia y colegio tendrán que participar de estos 4 módulos de formación en prevención.

DSC08668 DSC08682 DSC08717 DSC08795 DSC08801 DSC08810 DSC08812 IMG-20160709-WA0015 IMG-20160709-WA0016 IMG-20160709-WA0017 IMG-20160709-WA0018