Campamento vocacional en Lonquimay

La Pastoral Vocacional de la Diócesis San José de Temuco, nuevamente ha realizado el Cuarto Campamento Vocacional, jornada que se efectuó del 23 al 27 de enero, en el sector cordillerano de Lonquimay.

“El campamento vocacional que hemos vivido en Lonquimay, durante estos días, ha sido muy significativo, provechoso, pues llegaron 7 jóvenes procedentes de las parroquias Jesús Obrero, Jesús de la Misericordia de Labranza, Santísima Trinidad de Temuco y de la Parroquia Nuestra Señora de del Carmen de Chol Chol. Sin lugar a duda, fueron  días muy intensos de trabajo, convivencia y diversión, además participaron los seminaristas y dos jóvenes de la parroquia  San Miguel de Nueva Imperial que ingresan al Seminario Metropolitano de Concepción, si Dios quiere este año”, manifestó el Padre Juan Andrés Basly, encargado de la Pastoral Vocacional Diocesana.

Agregó además que “Durante estos días, fuimos descubriendo la importancia del llamado que nos hace el Señor, se trabajó el cómo debemos buscar lo elemental en nuestra vida y la necesidad de  poner el acento en aquél que, verdaderamente, nos da la felicidad, que no es otro que Jesucristo. Los jóvenes tuvieron  la posibilidad de compartir en el deporte, dinámicas, celebración de la Eucaristía, oración,  visita a la familia del diácono de Lonquimay en su campo. Agradecemos el apoyo y compañía de los sacerdotes Ricardo González, Patricio Muñoz y Carlos Hernández. Esperamos que estos jóvenes puedan seguir perseverando en su llamado y la invitación está abierta a todos los párrocos que nos ayuden en esta tarea”.

El objetivo del campamento, es invitar a los jóvenes que tienen una inquietud vocacional,  es una oportunidad excelente para profundizar en la vocación de la mano de la oración y la convivencia entre los  jóvenes con la misma inquietud. Desde la Pastoral  Vocacional de la  Diócesis, se ha venido  trabajando y orando a lo largo de todo este tiempo con diversas actividades y esta no es una más.

Además el campamento vocacional es una oportunidad para brindar a los jóvenes un espacio propicio para que experimenten un encuentro personal y comunitario con Jesucristo, para que reflexionen  sobre el llamado que el Señor les hace y sobre la respuesta que están llamados a dar de manera personal.

“Este año ingreso al Seminario, este campamento me parece muy bueno, con los temas nos han ayudado aún más a encontrar nuestra vocación. También el hablar con los jóvenes que están interesados en discernir esta vocación y es todo muy interesante”. Alan Flores

“Pasé a  4º Medio, venir a este campamento uno escucha sus testimonios, los conoce, es muy recomendable el venir acá”. Felipe Flores, Parroquia Jesús de La Misericordia, Labranza

“Este campamento me ha parecido muy bueno y todos los jóvenes deberían conocer para resolver dudas”. Benjamín Alvarez, Parroquia De La Santísima Trinidad, Temuco