FALLECIÓ P. TEODORO ARRANZ

A las 14:20 hrs del jueves 14 de marzo, y a los 89 años de edad partió a la Casa del Padre el misionero claretiano, P. Teodoro Arranz San Juan cmf.

El P. Teodoro, nació en Langayo, Valladolid, España.

Realizó su primera profesión en la congregación el 16 de julio de 1948 y fue ordenado sacerdote el 22 de diciembre de 1956.

Sus restos son velados en la Parroquia del Corazón de María de Temuco.

La misa será el sábado a las 12:00 horas y luego el funeral será en el Cementerio General de Temuco.

El padre Arranz encabeza la nómina de los profesores más renombrados en la historia educacional de la antigua Frontera, hoy La Araucanía, y particularmente en Temuco. Sin duda, una de las personalidades más relevantes en la historia educativa y evangelizadora de la Novena Región.

Nacido el 7 de diciembre de 1929 en Valladolid, España, ingresó a los 12 años al Seminario Menor Claretiano. A los 19 años, al tomar sus primeros votos, se incorpora a la Congregación Claretina y siendo aún seminarista es destinado a misionar en Chile.

Completó su formación en Córdoba, Argentina, donde fue consagrado sacerdote el 22 de diciembre de 1956. De inmediato vino a Chile y fue destinado a Temuco.

Por casi 50 años fue director y representante legal del Instituto Claret y Escuela Especial que hoy lloran su repentina partida, pero que con la misma fuerza y convicción agradecen el privilegio de su visión admirable que permitió levantar el gran colegio que hoy ofrece formación y educación de excelencia a sus más de 3700 estudiantes.

El Padre Teodoro formó comunidades cristianas, levantó capillas y creó la Escuela Especial Claret, donde más de un centenar de niños y jóvenes en situación de discapacidad han sido formados con profesionalismo y cariño.

Entre los múltiples reconocimientos públicos que ha merecido tan meritoria trayectoria, el padre Arranz fue declarado Ciudadano Ilustre por la Municipalidad de Temuco. En esa oportunidad el cuerpo edilicio le reconoció “toda una vida de compromiso con el prójimo y de aporte al desarrollo de nuestro Temuco”.

Recibió la distinción “Jesús Maestro”, otorgada por el Consejo Interamericano de Educación Católica (CIEC).