Incendio destruye Templo Parroquial en Ercilla

Las causas están siendo investigadas por organismos determinados, para ver  el origen del fuego que provocó esta lamentable tragedia.

 

Escenas de profundo dolor se vive en toda la Diócesis San José tras el voraz incendio que destruyó por completo el Templo Parroquial San Judas Tadeo de la comuna de Ercilla, la noche del miércoles 21 de Diciembre.

El padre Enrique Catalán, desde el primer momento, ha estado muy acompañado por Monseñor Héctor Vargas, por sus hermanos sacerdotes, las religiosas franciscanas, del pueblo fiel de Ercilla y de las comunidades campesinas mapuche del sector.

Cabe destacar que “milagrosamente” la imagen de la Virgen de Lourdes que está en la gruta, quedó intacta y durante la mañana del jueves 22, se rezó ante ella el Santo Rosario y luego se celebró la Eucaristía en un salón del colegio San Francisco de esa comuna. También, se recibió la visita y solidaridad de los hermanos evangélicos, con dos representantes de la mesa de diálogo interreligioso, llegados desde Temuco.

Fue así, que el obispo diocesano, Monseñor Héctor Vargas Bastidas, al atardecer, celebró la Santa Eucaristía junto a la comunidad, la que congregó a cerca de 200 personas en la calle junto al Templo. “Es muy impresionante el ver la tremenda destrucción que sufrió este querido Templo de San Judas Tadeo de la comuna de Ercilla, pero a la vez, impresiona la fortaleza de los fieles y la comunidad cristiana, que a pesar del dolor y de la angustia y el no lograr comprender el cómo suceden estas cosas, están con fortaleza para seguir adelante con toda la tarea evangelizadora y la misión de esta comunidad. También, ver como la gente se me ha acercado a expresar no sólo su solidaridad sino que también el deseo de organizarse rápidamente y lo antes posible y entre todos colaborar en la reconstrucción. Así que por una parte sentimientos de tristeza y dolor y por otra parte mucha fuerza, decisión y ganas para volver a levantarse”.

Al finalizar la Eucaristía, monseñor  Héctor Vargas regaló, al párroco de Ercilla, padre Enrique Catalán, una hermosa casulla blanca y unas vinajeras, elementos necesarios para la celebración de la Santa Misa, como un gesto de solidaridad y de colaboración con el sacerdote y la comunidad, motivando de este modo, a los fieles a trabajar con entusiasmo y generosidad en el largo camino de la reconstrucción del Templo.

Por su parte, el párroco Enrique Catalán, señaló:” Tengo mucha pena y angustia, pero también tengo la certeza de que por algo Dios permite estas cosas, de algo negativo siempre sale algo positivo. Le pido a la gente de Ercilla que nos unamos más, que luchemos por nuestros ideales cristianos y que poco a poco levantemos nuevamente el Templo. Le pedimos a Dios que nos dé fortaleza, nos dé su gracia, que nos anime con su espíritu y con mucho empeño saldremos  adelante.”

La animadora María Escobar, expresó muy afectada que: “Llevo trabajando en este parroquia más de quince años, lo que ha ocurrido fue terrible, no pudimos rescatar nada, el sentir de la comunidad es muy triste y confiamos en Dios que sí vamos a salir adelante.”

Cabe destacar que la Misa de Noche buena se realizará a las 21:30 Hrs. en el Gimnasio del Colegio San Francisco de Ercilla.

Este Templo, que data de los años 30, había sido restaurado hace cinco años, tras sufrir devastadoras consecuencias por el terremoto del año 2010, afectando todos los cimientos y la estructura en general, lo que llevó a una revisión exhaustiva determinando su pronta reparación. Fue así, que la comunidad inició una larga campaña donde gracias a la ayuda de la empresa privada, forestales, Adveniat y la comunidad en general lograron levantar esta obra, bendecida en aquel tiempo, por el obispo diocesano, monseñor Manuel Camilo Vial.

Un 10 de mayo de 1933

El origen de la Parroquia de Ercilla, se remota a la decisión del Obispo Mons. Prudencio Contardo, quien sostuvo que “el territorio de la Parroquia “San Luis Gonzaga” de Collipulli, por su gran extensión no puede ser atendida debidamente, dado que existen varias poblaciones de suma importancia de la sede Parroquial que no reciben atención de un sacerdote, como es la vecina comuna de Ercilla”. Es así, que un 10 de mayo de 1933 queda estampada la firma del Obispo en el decreto de fundación de esta nueva parroquia, llamada “San Judas Tadeo” de Ercilla, la cual, pasó a formar parte de las parroquias pertenecientes a la Diócesis de Temuco, de carácter rural, y con una fuerte tendencia mapuche, dado su mayoría poblacional, siendo su primer párroco el sacerdote Alemán, Pbro. Luis Adán Folam Bartz Even.

Con el paso de los años, la comunidad de Ercilla ha acogido a muchos sacerdotes que han asumido la misión de pastorear y acompañar a este pueblo cristiano. Actualmente, el párroco que está desarrollando su labor pastoral en la Parroquia San Judas Tadeo, es el Pbro. Enrique Catalán, quien está trabajando con los hermanos de esta comunidad.

Así también, una vez al año, cientos de fieles peregrinan a esta comuna, para visitar el Santuario de la Virgen de Lourdes, que se encuentra a un costado del Templo Parroquial.

?

?

?

?

?

?