Mesa de Diálogo Interreligioso de Región de La Araucanía

A LA OPINIÓN PÚBLICA

En nuestra reciente reunión de Mesa de Diálogo Interreligioso de nuestra Región de La Araucanía, hemos tenido un tiempo para reflexionar y compartir las diversas inquietudes que nos preocupan en relación con los acontecimientos que vivimos en nuestra tierra.

Ante ello queremos con  mucha humildad hacer un llamado a toda nuestra sociedad para deponer toda actitud que no permita el diálogo, entendimiento y respeto para vivir y habitar nuestra región en paz, justicia y donde todos seamos partícipe del buen vivir en todas las dimensiones de la vida.

La unidad de un pueblo reside en la capacidad de aceptarnos y valorarnos ejerciendo libremente estas costumbres espiritualidades.

Sabemos que como instancias religiosas no siempre hemos tenido un relacionamiento simétrico y respetuoso con nuestros hermanos mapuches, creemos que es tiempo de enmendar estas situaciones, sumándonos desde nuestros espacios y aquellos donde nos sea posible, aportar para buscar juntos caminos de entendimiento, diálogo, diversidad y respeto mutuo.

Hoy queremos invitarles y les llamamos para ser constructores de la esperanza, la paz, el diálogo sincero que permita superar toda situación de menoscabo y dolor que generó tristeza y sufrimiento a nuestros hermanos y hermanas de los pueblos originarios.

Toda acción de violencia lo único que nos deja como resultado es el dolor, resentimiento y pérdidas de vidas humanas que nadie puede justificar, nos duele los diversos hechos de violencia y muestras de intolerancia que se viene registrando en nuestro entorno: las quemas de camiones, templos, casas, allanamientos con resultados de maltrato a niños y ancianos no pueden dejarnos tranquilos, la muerte de Alex Lemun, Matías Catrileo, Mendoza Collío y la reciente muerte de Camilo Catrillanca Marín por agentes del Estado, quienes a su vez han dificultado las investigaciones encubriendo pruebas y tergiversando la verdad, también nos impactó profundamente la forma en que murieron el matrimonio Luchsinger-Mackay, sin duda esperamos que nunca más ninguno de esos hechos se repitan, todo ello nos indica que debemos hacer un máximo esfuerzo para buscar caminos de entendimiento, donde cada persona pueda tener garantizado sus derechos básicos como creación de Dios.

Valoramos las acciones del Gobierno en torno a perseguir a los culpables de estos delitos y por la responsabilidad que les compete, hacemos votos para que puedan garantizar que no habrá impunidad ni obstrucción a la justicia.

El flagelo que produce la violencia, lo único que anida en nuestros corazones es inseguridad, incertidumbre, resentimientos y ese camino no lo queremos para nuestra gente, más bien les invitamos a transitar buscando reconstruir las confianzas y el desarrollo de todos nuestros habitantes.

Comprometemos nuestras súplicas y oraciones como a la vez nos  disponemos para ser facilitadores de todo espacio de diálogo favoreciendo el reencuentro de una sociedad inclusiva, digna y valiosa pues todos somos creados por un Ser Superior que llamamos Dios y anhelamos que la paz fluya en cada rincón de nuestra Araucanía.

Creemos que es urgente avanzar en la construcción de un futuro promisorio y en paz, una tarea donde todos podemos ser agentes pacificadores y promotores de la justicia, la libertad y el amor por la vida de cada ser humano.

 

En la búsqueda permanente de la Paz, y el Diálogo…

 

“La obra de la justicia será la paz, y el servicio de la justicia, tranquilidad y confianza para siempre”

Isaías 32:17

 

“Hemos aprendido a volar como pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos” Rev. Martin Luther King

 

 Temuco, 05 de Diciembre de 2018