“Mujeres extraordinarias. Gracias a Dios. Gracias a Ti”

La Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN) lanza su campaña de Cuaresma:

“Mujeres extraordinarias. Gracias a Dios. Gracias a Ti”

  • El objetivo de esta campaña es incrementar la ayuda a las congregaciones femeninas en los países del mundo más castigados por la guerra, la pobreza o donde los cristianos son minoría.
  • ACN quiere dirigir nuestra mirada a estas mujeres, auténticas heroínas de la Iglesia. Ellas nos muestran un camino de santidad y una vida alegre, llena de sentido. Ese camino puede ser también sanación de una sociedad, en la cual el papel de la mujer está en continuo debate.

 

Anualmente ACN recibe más de 800 peticiones de ayuda para proyectos para religiosas en 85 países del mundo.

Entre otros, ACN apoya a más de 4.500 religiosas para que puedan llevar a cabo su labor pastoral y social de atención a enfermos, huérfanos o ancianos en países donde las congregaciones no tienen ingresos propios.

En zonas de guerra como Irak, Siria o República Centroafricana – pero también después de catástrofes naturales – muchos conventos y monasterios se han visto destruidos o severamente dañados. Sin el apoyo a la reconstrucción de esas estructuras, el trabajo de las religiosas en estas regiones sería casi imposible.

Según el Anuario Estadístico de la Iglesia hay alrededor de 660.000 mujeres que, siguiendo su llamada a la vida religiosa, dedican en todo el mundo sus vidas a la oración y al servicio de los más necesitados. ACN da un apoyo directo a más de 11.000 religiosas, sin contar las que se benefician por proyectos de construcción, pastoral o transporte.

En Africa y Asia se registra un continuo aumento de vocaciones. Razón por la cual ACN apoya la formación de más de 5.700 religiosas y novicias en estos dos continentes.

Durante la Cuaresma, ACN también quiere rendir homenaje a todas aquellas religiosas que realizan su misión en situaciones de peligro hasta el punto de dar su vida por los demás. Por ejemplo, las cuatro Misioneras de la Caridad asesinadas por yihadistas en Yemen en 2014 o la misionera colombiana en Mali, Cecilia Narváez, que lleva ya dos años secuestrada por Al Qaeda.

Las hermanas son testigos vivientes de la amorosa cercanía de Dios que transmiten a diario a millones de personas a través de su trabajo y su presencia. Apoyar a estas mujeres es ayudar a toda una comunidad o incluso a pueblos enteros.¡Sé parte de la misión de esas religiosas, mujeres valientes, de todo el mundo!

Son muchos nuestros proyectos de ayuda a religiosas, pero esta vez queremos invitar a apoyar uno específico: a las religiosas palotinas de Africa. Son 39 hermanas en Ruanda, Uganda y República Democrática del Congo. Reciben cerca de 40.000 pacientes por año en cada uno de sus 6 centros de salud, dirigen dos escuelas, dan educación escolar para niños huérfanos y apoyan la educación espiritual y escolar de los niños de la calle.

Además de todos estos diferentes servicios sociales, también proporcionan “nutrición” espiritual. En Kibeho, el famoso Santuario Mariano de África, las hermanas dan la bienvenida a miles de peregrinos año tras año. También enseñan catecismo en escuelas y parroquias, preparan a los niños para la Primera Comunión y a las parejas jóvenes para el matrimonio.

Desde hace varios años, ACN le da a las hermanas una “contribución de ayuda a la existencia”, que les permite desarrollar sus diversos apostolados y permite que algunas de ellas sigan estudios teológicos y profesionales para mejorar sus conocimientos. Para este año nos comprometimos con $9.000.000 ($230.000 por cada religiosa). ¿Las quieres ayudar?

PARA AYUDAR HAZ UNA TRANSFERENCIA A NOMBRE DE AYUDA A LA IGLESIA QUE SUFRE, RUT 73.537.400-1, CTA. CTE 11175-9 DEL BANCO SANTANDER, E-MAIL: acn@acn-chile.org, ASUNTO: Religiosas Palotinas