Se celebró los 70 años de Sacerdocio del Padre Andrés Pogachar en Curacautín

Todo el cariño y el agradecimiento de la comunidad, recibió el Padre Andrés Pogachar tras cumplir setenta años de vida sacerdotal, los que fueron celebrados en una Eucaristía, en la Parroquia “San Pedro” de Curacautín.

Sacerdote esloveno. De él dijo su antiguo Obispo, Mons. Bernardino: “Un hombre totalmente de Dios; un hombre de oración y celo pastoral inagotable. Un hombre de sencillez y humildad, de fe y de amor a Dios y de tierna devoción a la Virgen María. Un hombre acogedor; hombre de oído fino, de gusto musical, culto. Es un artista. Pero es antes que nada y sobre todo un discípulo de Cristo. Encontró su camino en la vida sacerdotal y se realizó plenamente. Fue por sus testimonios un ejemplo para todos nosotros, un ejemplo de amistad sacerdotal”. El Padre Andrés Pogachar, señaló: “Y le rogué a dios tan solo me concediera ser sacerdote por un día”.

El Señor le ha concedido hasta el día de hoy 70 años al servicio del Señor y 95 años de vida ¡Gracias por tu testimonio Padre Andrés!, ¡Señor, danos vocaciones! y ¡Qué los jóvenes escuchen tu voz!.

Homilía por Arzobispo Bernardino Piñera

Un hombre totalmente de Dios. Un hombre de oración y de celo pastoral inagotable. Un hombre acogedor. Leal con su párroco, aceptaba todas sus iniciativas, compartiéndolas, y muchas de ellas las realizaba. Escrupuloso, detallista, perfeccionista, todo lo que él hacía tenía que ser perfecto porque era para Dios y para el pueblo de Dios. Una misa en Curacautín no era como cualquier misa en cualquier parroquia. Era, dentro de la sencillez del ambiente, una celebración perfecta, participada por todos, con música y cantos dirigidos por el padre Andrés, hombre de oído fino y de gusto musical. Había un ambiente de piedad pero también de caridad fraterna, un sentido de comunidad.

Fuente: Comunicaciones Temuco.

Fecha: 01-07-2015.

Andres Pogachar1

Andres Pogachar2

8476dcbfb3dbac9e69ddc3adfb241caf