Un Llamado a Defender la Vida

Monseñor Eduardo Pellegrin:

• El Obispo de Chillán resalta la visita de la Virgen del Carmen Misionera a la Diócesis que dirige, como una iniciativa que “Nos llama a orar por la vida y defenderla”.

• Pide difundir la “Cultura de la Vida, manifestando nuestra disconformidad con todo proyecto de ley que la amenace”.

“Ésta es una instancia muy provechosa que nos une como Iglesia de Chile, y también lo es para nuestra Diócesis, ya que nos llama a orar por la Vida y defenderla, con respeto pero con claridad y firmeza ante la amenaza que trae el proyecto de ley de despenalización del aborto. Como en el pasado, el mensaje de la Virgen Peregrina es un llamado a defender, proteger y facilitar la plenitud de vida para todos, desde la concepción en el seno de la madre hasta su muerte natural”, comenta el Obispo de Chillán, Monseñor Carlos Pellegrin, a raíz de la llegada de la Virgen del Carmen Misionera a la ciudad de Chillán, el 19 de julio pasado. La imagen estará en la zona hasta el domingo 2 de agosto.

Tras su visita, la Virgen del Carmen habrá pasado por localidades como Bulnes, Portezuelo, Cobquecura, Quirihue, Ninhue, San Nicolás, San Carlos, Cachapoal, San Fabián, Chillán Viejo y Chillán, congregando la oración de miles de fieles. “Es una experiencia maravillosa, plena de sentido, de emociones, y de cercanía del pueblo de Ñuble a la madre del Señor. Como en la visita que nos hizo después del terremoto del 2010, esta vez nuevamente la Virgen seguirá siendo acogida en nuestras comunidades cristianas, pues nos invita a orar por la vida y para que Chile abra sus puertas a Cristo, el Señor”, detalla Monseñor Pellegrin.

Después de Chillán, la Virgen del Carmen llegará a Linares, en la Región del Maule, desde donde continuará su recorrido a Talca. Posteriormente, continuará por San Bernardo, Iquique, La Serena, Punta Arenas, Ancud, Valdivia y Melipilla, entre otras ciudades.

En este contexto, la invitación de Monseñor Pellegrin es “A dejarnos querer por el Señor, que nos ama tal como somos, y en su madre María nos muestra el mejor ejemplo a seguir, en obediencia y amor al plan de Dios. Demos tiempo para cantarle con nuestros tonos campesinos, oremos de manera simple frente a ella. Pidámosle por las necesidades personales, por nuestras familias y comunidades, por la Iglesia y nuestra patria”.

Una Cultura de la Vida

Ante la tramitación de la Ley de Aborto, el Obispo de Linares señala que “La historia reciente de nuestra patria nos muestra que la muerte no será nunca camino de felicidad, trae el odio y la división; Chile tiene una vocación a vivir plenamente, a la felicidad, a la justicia, y la unidad de todos”.

En relación a la “La Cultura de la Vida”, dice que ésta se construye cada vez que las personas manifiestan amor desinteresado y respeto, cuando se trabaja por la justicia, y se atiende de manera preferente a los más pobres.

Finalmente, hace un llamado a los católicos para difundir esta “Cultura de la Vida”, “Viviendo al estilo de Jesús, dejando atrás nuestros egoísmos, aceptando las diferencias sin odio ni discriminación, trabajando por el bien de todos. Eso es hacer de Chile un país de hermanos, donde a nadie le falta la solidaridad ni la cercanía de otros en momentos difíciles. En este tiempo hermoso y desafiante, difundimos la Cultura de la Vida cada vez que la defendemos, que no nos avergonzamos de promoverla y protegerla para que llegue a su plenitud en todos, en especial manifestando nuestra disconformidad con todo proyecto de ley que la amenace”.

Fuente: Jorge Velasco.

Fecha: 30-07-2015.

Fotos Monseñor 012