INDH entrega del Premio Nacional de DDHH 2016 a José Aldunate sj

Jose-Pepe-Aldunate-1024x576

El sacerdote jesuita José Aldunate fue elegido por el Consejo del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) para recibir el Premio Nacional de Derechos Humanos 2016.

Su amplia trayectoria en la defensa y promoción de los derechos fundamentales de las personas perseguidas por la dictadura y su compromiso con las personas más vulnerables, lo hacen merecedor de este galardón.

En su misión de promover la plena vigencia de los derechos humanos de las personas en Chile, al INDH le corresponde entregar el Premio Nacional de los Derechos humanos –cada dos años- a quien/quienes se hayan destacado en la promoción de una memoria histórica sana y en la protección y defensa de los derechos humanos de quienes habitan en el territorio de Chile.

En sus dos versiones anteriores -2011 y 2014- fueron galardonas, respectivamente, Viviana Diaz, por su incansable defensa de los derechos fundamentales durante la dictadura, y María Soledad Cisternas, por su férrea labor en pro de los derechos de las personas con discapacidades.

La ceremonia de entrega del premio se realizará el lunes 20 de junio de 2016 a las 11 horas en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Trayectoria de José Aldunate

De profundas convicciones vinculadas a la justicia social y la protección de las personas más vulnerables, José Aldunate ha recorrido un camino de permanente defensa de los derechos humanos. Su nutrida trayectoria se inicia en la década de 1950 en Chile, al comenzar labores en el proyecto Acción Sindical Chilena (ASICH), apoyando las reivindicaciones de los trabajadores/as.

Ocurrido el golpe de Estado, José “Pepe” Aldunate -como cariñosamente lo llaman sus amigos/as y cercanos/as- formó parte del Equipo Misión Obrera (EMO), desde donde apoyó acciones de defensa de los derechos humanos vulnerados, dando apoyo y protección a las personas perseguidas por la dictadura militar.

En este contexto, Aldunate fue uno de los motores para la creación del Movimiento contra la Tortura Sebastián Acevedo, a través del cual defendió la integridad física de prisioneros/as durante la dictadura- mediante la lucha pacífica y un permanente apoyo a la Agrupación de Familiares de Detenidos/as Desaparecidos/as.

Publicó reflexiones, artículos y textos -algunos incluso en la clandestinidad- a través de los cuales expuso su visión sobre el rol de una iglesia comprometida con los derechos humanos y la defensa de quienes más lo requerían.

Su trayectoria como defensor de los derechos humanos le hizo recibir en 1988 el Premio Nobel Alternativo de la Paz.

A sus recientemente cumplidos 99 años, José “Pepe” Aldunate, Premio Nacional de Derechos Humanos 2016, vive en una residencia jesuita ubicada en Santiago, con la sencillez que lo caracteriza y acompañado por sus amigos/as y cercanos que día a día agradecen y reconocen su extensa vida y obra como defensor de los derechos humanos en Chile.

Fuente: Instituto Nacional de Derechos Humanos