Infancia Misionera en Perpetuo Socorro

P11-08-13_13.28

Es una obra que está al servicio de los niños, con el fin de que ellos crezcan compartiendo su fe y amor a Jesús con todos los niños del mundo.

 

Esta Obra es Misionera: 
Porque los niños toman conciencia de pertenecer a la Iglesia,  que es por naturaleza y mandato misionera y por esto colaboran con las misiones, como consecuencia de su compromiso bautismal.

Y es Pontificia:
Porque el Papa la ha hecho suya y junto con las otras Obras Pontificias, (Propagación de la Fe, San Pedro Apóstol y Unión Misional), constituyen las Obras Misionales Pontificias que están encargadas de la promoción, animación, y cooperación misionera en todo el mundo.

Objetivos de la Infancia Misionera:
• Ayudar a los educadores, animadores y padres de familia a despertar progresivamente en los niños una conciencia misionera universal.
• Ayudar a los niños a desarrollar su protagonismo misionero.
• Mover a los niños a compartir la fe y los medios materiales, especialmente, con los niños de aquellas tierras y de las Iglesias más necesitadas.
• Promover las vocaciones misioneras.
• Integrarse en la pastoral de conjunto de la educación cristiana, a la que aportará su proyección misionera.

Valores de la Infancia Misionera:
• Educa integralmente a los niños
• Hace que el niño viva la experiencia de la generosidad y de la solidaridad universal
• Desarrolla la afectividad del niño, preocupándose por otros
• Ayuda que los niños vivan la experiencia del esfuerzo y la superación
• Invita al niño a descubrir a Dios como Padre en la oración
• Descubre que todos son sus hermanos

Pueden pertenecer a la Infancia Misionera:
• Todos los niños bautizados desde los 4 hasta los 15 años de edad inclusive.
Compromisos de los niños de la Infancia Misionera:
• Hacer del decálogo misionero su ideario de vida.
• Rezar todos los días un Padre nuestro y un Ave María, para que todos los niños del mundo les conozcan y les amen.
• Comprometerse y asistir puntualmente a las reuniones, encuentros y otras actividades que realice la Infancia Misionera.
• Dar buen ejemplo en el colegio, en la casa, y en todo lugar como un verdadero y gran misionero.
• Colaborar con sus pequeñas ayudas materiales, fruto de sus ahorros y pequeños sacrificios a favor de los niños de las misiones.
• Leer y difundir su Revista Pablito misionero.
• Participar activamente de las grandes actividades a nivel nacional: Jornada Nacional de la Infancia Misionera y del D.U.M., Domingo Universal de Misiones.

Esta Obra está disponible para:
• Educadores, padres de familia, catequistas jóvenes, religiosas, religiosos y sacerdotes
• Materializarla en sus colegios, parroquias, comunidades y otros movimientos.

El Grupo de Infancia Misionera “Kerigma” se reúne todos los sábados de 16 a 18 horas en dependencias de la Parroquia Perpetuo Socorro y ya llevan dos años de esta obra dedicada a los niños.