Obispo Vargas: “Es inimaginable evangelizar con escolta policial”

Huequén5

 El Obispo de Temuco, en conversaciones con el Diario Austral de Temuco, ahondó el acontecer regional tras los últimos atentados y señaló que “El pueblo mapuche es amante de la paz, profundamente religioso, tiene un respeto enorme por todo lo que sea sagrado”.

 

Monseñor descartó que hayan solicitado resguardo especial para las parroquias y sus sacerdotes. Fiscalía aún investiga último siniestro.

El lienzo dejado a escasos metros de lo que fue una capilla en Cañete -Región del Bío Bío- contra el obispo de la Diócesis de Villarrica, Francisco Javier  Stegmeier, no dejó indiferente a su par de Temuco, el también obispo Héctor Vargas, quien ante la posibilidad de contar con presencia policial en las misas fue tajante: “Es inimaginable que un pastor trate de evangelizar con escolta policial”.

De paso, Vargas aseguró a El Austral que “formalmente no hemos pedido para nuestras personas ningún tipo de protección”, afirmó

Sobre los hechos en sí, y su posible relación con comunidades radicales del mundo mapuche o afines a ellos, monseñor aseguró no conocer quiénes podrían estar detrás de los ataques incendiarios  -los cuales calificó como graves y muy lamentables-  claro que fue tajante al señalar que los autores “quienes sean, sin duda, no interpretan el sentir ni el pensar del pueblo mapuche. El pueblo mapuche es amante de la paz, profundamente religioso, tiene un respeto enorme por todo lo que sea sagrado”.

De igual modo, el religioso cuestionó la forma  en cómo los grupos demuestran su descontento con los hechos que pudiesen afectarlos en lo particular, precisando que su accionar lo único que logra es desacreditar sus demandas.

“Atentar  de ese modo y contra comunidades humildes, no me parece que pueda engrandecer a nadie, todo lo contrario, yo creo que alguien que  comete acciones de esta naturaleza lo único que puede conseguir es desprestigio”, explicó Vargas.

 

FUTURO

El mismo líder de la Iglesia de Temuco aseguró que la actual situación, por muy lamentable que sea, pone nuevamente en agenda el tema del problema entre el mundo mapuche y el Estado, oportunidad que a su juicio “logra reinstalar el tema a nivel nacional respecto de todo lo que viene sufriendo la gente de la Región hace años”

Consultado por las demandas expresadas por el mundo indígena a los distintos gobiernos, Vargas fue claro y sostuvo al respecto que “tenemos a todo un pueblo que está esperando que se le haga justicia a sus legítimos anhelos”.

Por lo mismo, llamó a aprovechar el consenso que existe en la Región “respecto de por dónde se podría ir caminando hacia un camino que nos lleve a la solución”.

 

VIGILANCIA

En Carabineros de Chile, no escondieron el problema y aceptaron que en los últimos días “se han producido algunos hechos graves, de trascendencia”, en clara alusión a los ataques que han afectado a las iglesias.

Respecto de la seguridad específica a las iglesias, el general de la Zona de Control de Orden Público, Máximo Lira, aseguró que “no hay que tener ninguna petición, los hechos son evidentes, hay una serie de ilícitos, denuncias formales de hecho y eso ha generado despliegues especiales, servicios extraordinarios por sobre lo que están trabajando nuestros carabineros y estamos orientando a aquellos días, lugares, vigilancias especiales no sólo hacia las iglesias sino que también hacia las faenas forestales, camiones, rutas principales y secundarias”, precisó.

El mismo Lira aseguró que los carabineros “no somos el problema, somos parte de la solución” agregando que lo único que quieren “es tener  mejor resultados”.

 

FISCALIA

Aún no existe claridad respecto del origen de  la última construcción eclesiástica siniestrada este 2016 –la iglesia Adventista del Séptimo Día- que ardió el pasado martes en el sector San Ramón de Padre Las Casas.

Así al menos lo planteó el fiscal vocero del Ministerio Público, Roberto Garrido, quien explicó que “el objetivo inicial es demostrar o descartar la participación de terceras personas. De momento, se han solicitado los peritajes correspondientes, pero no hay medios de prueba que permitan afirmar que se trata de un hecho accidental o por el contrario, que se trata de una acción de terceros”.

Esas dudas según explicó,  se sustentan en que en el sitio del suceso “no se encontraron panfletos, lienzos ni  cortes de alambre”, indicios que son habituales cuando el fuego claramente tiene una intencionalidad”.

Fuente: Austral  Temuco