Celebran con devoción y muestras de fervor a San Sebastián en la comuna de Lonquimay

MULTITUDINARIA. Este año el obispo de Temuco, Héctor Vargas, estuvo con los fieles en la zona cordillerana de La Araucanía. La festividad religiosa congregó a 4 mil personas, entre chilenos y argentinos.

Bajo un cielo totalmente despejado y un día soleado, cuatro mil fieles chilenos y argentinos celebraron al mártir San Sebastián en la cordillerana comuna de Lonquimay.

La festividad, según indicó el padre dueño de casa de la Parroquia San Sebastián de Lonquimay, Mario Ross, casi coincide con el aniversario de la comuna, que es el próximo 25 de enero, así es que “es un bonito y esperanzador punto de partida para celebrar un año más en una comuna donde la fe está muy arraigada”.

Durante la jornada hubo misas rotativas, una procesión que presidió el obispo de Temuco, Héctor Vargas, y tampoco faltó, como es tradición, el religioso pago de las mandas.

El lonquimayino Óscar Aravena es uno de ellos, quien a pesar de estar estudiando en Santiago, viaja sagradamente a su tierra para pagar su manda al mártir. “Siempre vengo para esta fecha a pagar mi manda y es algo que no me deja de sorprender, uno piensa que este tipo de demostraciones están en declive, pero no es así, cada año se unen nuevas generaciones”.

Al ser consultado, el obispo de Temuco, Héctor Vargas, valoró las demostraciones de fervor. “La procesión es una demostración pública de fe muy hermosa, además hubo una muy buena participación. La jornada ha sido muy significativa, emociona y conmociona la fe de nuestro pueblo, quienes acuden para agradecer las gracias concedidas por intermediación de San Sebastián”.

“Emociona y conmociona la fe de nuestro pueblo. Es una cosa muy hermosa”.

Héctor Vargas, obispo de Temuco.”