Grupo de Scouts de Angol, realizaron su campamento anual en Vegas Blancas

Vegas Blancas, es un hermoso rincón de la cordillera de Nahuelbuta, un lugar donde la naturaleza invita a permanecer allí, y fue el sitio escogido para el primer campamento anual de los Scouts Franciscanos que están bajo el alero de la Parroquia San Buenaventura de Angol.

 

Entre niños y jóvenes, un grupo de 39 participantes con mucha alegría, emprendió el viaje hacia la cordillera, el pasado jueves 10 de enero, acompañados por sus Guías Scouts y algunos padres de los niños más pequeños, con el fin de realizar el campamento anual. Esta es una actividad que planifican durante el año y todos sueñan poder vivir. Muchos jóvenes, lo hacen pensando en un lugar tranquilo, seguro y con todo lo necesario para vivir un campamento confortable, donde la naturaleza los cobije con toda su inmensidad y les ayude al encuentro entre ellos y con Dios.

Por ello el grupo de Scouts “Buena-Aventura” de la comunidad franciscana, realizaron esta actividad desde el jueves 10 al domingo 13 de enero con el fin de educar en valores a jóvenes de entre 8 y 20 años.

Omar Sanhueza Sepúlveda, padre de familia, hombre de fe y entusiasta Scout, es el impulsor y el Jefe guía de este grupo quien manifestó que, “el grupo tiene como objetivo realizar el campamento anual con el fin que los chicos conozcan otro lugar, tengan una experiencia de contacto con la naturaleza, el Scouts la aprenda a apreciar, querer y respetar, y también es la instancia para crear lazos más fuertes de camaradería. Semanalmente nos reunimos en la Parroquia que nos acoge desde hace un año y medio y estamos muy contentos porque el espíritu franciscano nos ayuda para motivar más nuestros ideales y los Hermanos franciscanos han sido muy acogedores”.

En este contexto, el Párroco, Fray José Miguel San Martín, señaló: “esperamos que los niños y jóvenes hayan vivenciado el respeto y amor a la obra creada por Dios, que hayan disfrutado del río, del calor y actividades propias de los scouts y hayan podido afianzar los lazos de fraternidad en el sano ambiente de respeto y amistad que se da entre nuestros Scouts”.

El campamento finalizó el domingo 13 de enero y las actividades se reanudarán normalmente en marzo próximo, reuniéndose, como es habitual, los días sábados en el convento franciscano de Angol.