Declaración Pública  Obispado de Temuco

En el mes de diciembre del año 2013, el Ministerio Público, en entrevista dada al Diario “Austral” de Temuco, dio a conocer a la opinión pública que se había dado inicio a una investigación “desformalizada” en contra del Vicario de la Parroquia de Carahue, Pbro. Waldo Ignes Olguín; lo anterior en base a la denuncia realizada por un profesor, quien le acusaba de un presunto delito de carácter sexual relacionado con una alumna menor de edad, una joven de 17 años.

En aquella ocasión, en comunicado oficial, este Obispado hacía presente que hasta entonces no se había formalizado investigación alguna por parte de la Fiscalía en contra del sacerdote, probablemente por no haber antecedentes que comprobaran la veracidad del hecho. No obstante, el Obispado señalaba que era su intención que se investigaran todos los antecedentes, y se aclarara la situación a la brevedad posible. Ofrecía para ello toda su colaboración a la Fiscalía y actualmente la sigue ofreciendo.

El Obispo, por su parte, exhortó al Presbítero a prestar plena colaboración con las instancias judiciales, eclesiales y estatales si ello fuera necesario, a fin de ayudar al pronto esclarecimiento de los graves hechos denunciados, reiterando que cualquier delito de carácter sexual es un pecado y delito grave para la Iglesia y la sociedad, y todos tenemos el deber moral de prevenirlo y denunciarlo, de estar cerca de las víctimas en su dolor y de ayudar a que sanen sus heridas. Paralelamente, y como medidas cautelares, el Presbítero fue inmediatamente retirado de sus funciones, no se le asignaron nuevas tareas, se le pidió permanecer con su familia mientras dure el proceso, y se inició una investigación previa interna de carácter canónico.

En coherencia con esta actitud, la defensa con el acuerdo del mencionado sacerdote, decidieron en enero del año pasado solicitar al Juzgado de Garantía que obligue al Ministerio Público, e informe formalmente al Pbro. Waldo Ignes Olguín sobre la existencia de la investigación ya aludida, y que este sea formalizado si correspondiere, asegurando de esta manera un pronto proceso y en el breve tiempo una sentencia.

Durante la investigación y previo a la formalización, el Ministerio Público dictaminó la inocencia del P. Waldo Ignes de la acusación del delito de carácter sexual en contra de la menor, específicamente “Estupro”, misma conclusión a la que había llegado la investigación previa de la Iglesia. Sin embargo, con posterioridad a lo ya señalado, el Ministerio Público formalizó nuevamente al P. Waldo Ignes Olguin, esta vez respecto del delito de Almacenamiento de Pornografía Infantil, fundamentando dicha formalización en hallazgo de tres fotografías presuntamente de menores de 18 años. Ante esto el Obispo decidió mantener las medidas cautelares ya descritas, a la espera de la labor de la Justicia.

El viernes 27 de marzo del presente año, el Tribunal falló en contra del P. Ignes, declarándolo culpable del último delito señalado. Su defensa ha informado a este Obispado, que por argumentos que considera sólidos, ha decidido recurrir de nulidad ante la Corte de Apelaciones respectiva, y solicitar la nulidad del fallo con el fin de probar la inocencia del P. Waldo Ignes Olguin.

El Obispado, antes de cualquier juicio definitivo, pide a la comunidad esperar con serenidad el trabajo de las personas e instituciones llamadas a buscar la verdad e impartir justicia.

 

Departamento de Comunicaciones

Obispado de Temuco